Obama no mandó a espiar a Trump durante la campaña: FBI

Trump

Trump “Que yo haya colaborado con Rusia es una historia falsa y todo el mundo lo sabe”

Comey, durante su declaración de apertura en la primera audiencia pública realizada en el Congreso sobre el asunto, ha dicho estar autorizado por el Departamento de Justicia para hacer la revelación.

El director del FBI James Comey confirmó el lunes que su agencia está investigando la posibilidad de que Rusia y allegados del presidente Donald Trump conspiraron para influir en las elecciones presidenciales del año pasado.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes es el encargado de investigar la presunta injerencia del Gobierno ruso en las elecciones de noviembre, investigación en la que Trump solicitó que también se incluyeran las supuestas prácticas de escucha ilegal en su contra que, según él, ordenó Obama.

El FBI detalló que ha revelado detalles sobre la investigación, algo inusual, debido a la relevancia y al "interés público" del caso.

Durante las últimas semanas de la campaña presidencial de 2016, demócratas, analistas y medios de comunicación acusaron al director del FBI de intentar beneficiar a Trump al reabrir una investigación contra su rival electoral, Hillary Clinton, que finalmente no prosperó.

El jefe de la Agencia de Seguridad Nacional, el almirante Mike Rogers, rechazó esa acusación, señalando que iba en contra del acuerdo de cooperación sobre inteligencia entre Estados Unidos y sus principales aliados.

"Tres fuentes de inteligencia han informado a Fox News que el presidente Obama se saltó la cadena de mando (para espiar a Trump)".

El primer balance es de malas noticias para Trump: por un lado el jefe del FBI reconoció, en un hecho bastante excepcional, que el organismo está investigando los vínculos entre la campaña de Trump y Rusia. "Esto es ¡Macarthismo!", tuiteó Trump el pasado 4 de marzo al aludir a la "caza de brujas" liderada por el senador ultraderechista Joseph McCarthy (1908-1957) durante los años cincuenta.

Además, el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de los Representantes, Devin Nunes, aseguró que "no hubo escuchas telefónicas en la Torre de Trump" durante la misma campaña electoral.

Por su parte, Pelosi puntualizó que "la existencia de una investigación del FBI de meses de duración sobre los lazos de los funcionarios de Trump con los rusos confirma la necesidad de una comisión integral, independiente y bipartidista para sacar a la luz toda la verdad".

Ayer el congresista demócrata con mayor rango en la comisión de Inteligencia de la Cámara baja, el californiano Adam Schiff, había anunciado que el primer informe del FBI demostraba que existía "evidencia circunstancial de un complot" y "evidencia directa, yo diría, de un engaño".

Ni Comey ni Rogers confirmaron que la intervención rusa haya provocado cambios de votos en varios estados que tuvieron resultados parejos.

Otras noticias