Turquía no puede convertirse en miembro de la UE — Sebastian Kurz

"Hoy (.) Turquía ha tomado una decisión histórica", declaró Erdogan en su residencia oficial en Estambul.

Añadió que "seguirá con la mayor atención las evaluaciones del escrutinio efectuadas por el Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)".

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan rechazó este lunes las conclusiones de los observadores internacionales que cuestionaron la equidad en el referéndum para ampliar sus poderes, mientras celebraba su ajustada victoria con miles de seguidores en Ankara. "Erdogan gana por un pelo", resumió La Repubblica en Roma, una "victoria estrecha", según el New York Times, el mismo término que usó Le Figaro en Francia.

La victoria del "sí" en el referéndum sobre la reforma constitucional, impulsada por el presidente Recep Tayyip Erdogan, ha provocado que la división en Turquía sea más evidente. "No tenemos el poder de perdonar a los asesinos de nuestros mártires", proclamó el presidente turco, en aparente alusión a las víctimas del fallido golpe de Estado de julio pasado.

Los dos principales partidos de la oposición, el CHP (socialdemócrata) y el prokurdo HDP denunciaron "manipulaciones" y anunciaron su intención de pedir un nuevo recuento.

El Partido Republicano del Pueblo presentará alegaciones a los resultados el lunes ante las juntas electorales locales, antes de llevar el caso a la Junta Electoral Suprema, dijo el legislador Utku Cakirozer a The Associated Press. La oposición denuncia fraude.

La campaña del referéndum estuvo marcada por una extrema virulencia que agudizó la polarización de la sociedad. Los dirigentes oficialistas acusaron a los partidarios del no de ser cómplices de los "terroristas" y de los "golpistas".

Algunos políticos europeos han abogado por cortar las negociaciones de adhesión de Turquía a la UE, en reacción a la aprobación de la polémica reforma constitucional en Turquía que traspasa todo el poder a Erdogan.

El presidente expresó su agradecimiento al primer ministro, Binali Yildirim, dirigente del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que él mismo lideró hasta 2014, pero también a Devlet Bahçeli, líder del derechista Partido de Acción Nacionalista (MHP), que respaldó la reforma pese a una fuerte oposición dentro su partido.

Según ese medio, durante la conversación telefónica se habló de cómo acelerar la normalización de las relaciones bilaterales, que quedaron muy deterioradas tras el derribo de un avión ruso por parte de cazas turcos en la frontera entre Turquía y Siria en noviembre de 2015.

Latest News