Si Corea del Norte ataca habrá una respuesta aplastante de EU: Pence

La paciencia con Norcorea terminó vicepresidente de EU

Si Corea del Norte ataca habrá una respuesta aplastante de EU: Pence

Tokio espera que las reuniones sirvan para "profundizar en la relación económica y de seguridad" y para coordinar políticas ante "la nueva fase de amenaza en la que ha entrado el desarrollo nuclear y de misiles de Corea del Norte", según dijo hoy el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga. En medio de las celebraciones por el 105º aniversario del nacimiento del fundador de Corea del Norte Kim Il-sung el pasado 15 de abril, en un escenario amplio y repleto de militares tanto en las gradas como en el centro de la escena, la pantalla inmensa desplegada en el fondo muestra el supuesto lanzamiento de un misil, su trayectoria y su explosión en el país estadounidense.

El problema fue que la flota, compuesta por el portaaviones nuclear Carl Vinson -de la clase más grande en funcionamiento- y otros cuatro buques de guerra, navegaba exactamente en la dirección contraria.

No obstante, no ha sido hasta hoy cuando el Gobierno estadounidense ha intentado aclarar la confusión que se creía que era una medida disuasoria inmediata contra Corea del Norte, alimentada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

En esa atmósfera, el embajador adjunto de Corea del Norte ante la ONU, Kim In Ryong, advirtió la pasada noche en la sede de Naciones Unidas en Nueva York de que EEUU está "empujando la situación hacia el borde de una guerra", y señaló que el conflicto "termonuclear" podría estallar "en cualquier momento".

Guterres indicó que los países "en primera línea" de la crisis (China, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Rusia) no deben escatimar esfuerzos para prevenir una escalada militar por parte de Pyongyang. Previamente, el vicepresidente estadounidense se reunió con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, con quien habló sobre la estrategia común ante los rensayos armamentísticos de Kim Jong-un, el último de los cuales tuvo lugar el pasado domingo aunque sin éxito. O al menos eso es lo que dijo Estados Unidos ante la prensa.

El vicepresidente de EE.UU.se desplazará nuevamente a la capital para asistir a un foro con empresarios y posteriormente a la base de Atsugi para proseguir con su gira por la región de Asia-Pacífico en Indonesia y Australia.

Abe destacó que Japón alberga también esperanzas para conversaciones de paz con Pyongyang, "pero al mismo tiempo, el diálogo por el diálogo no tiene valor". Pletóricos por el ataque a las tropas de Al-Assad, los militares explicaron que el despliegue naval tenía como objetivo responder a Corea del Norte, cuya carrera "temeraria, irresponsable y desestabilizadora" para lograr un misil intercontinental con capacidad atómica lo había convertido en el "peligro número uno de la región".

Latest News