Rusia rechaza tajantamente vínculo con ataque químico en Siria

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) envió una delegación a Turquía para recoger evidencias sobre el ataque químico perpetrado la semana pasada por el régimen de Asad en Siria.

La organización, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, recolectará muestras de gas usado en el atentado, y entrevistará a los sobrevivientes.

El pasado 4 de abril, más de 80 personas murieron en un supuesto bombardeo químico en la población siria de Jan Shijún.

La organización compartirá con las Naciones Unidas (ONU) los hallazgos.

Rusia rechazó las acusaciones sobre sus vínculos con el ataque químico a la provincia de Idlib en Siria.

El Ministerio de Defensa de Rusia comunicó que la tragedia se produjo tras el bombardeo por la aviación siria de los depósitos de municiones terroristas cerca de Jan Sheijun que contenían armas químicas destinados para los yihadistas de Irak.

Además, el funcionario sirio criticó la falta de acción del ente internacional y detalló que, transcurridos ocho días del supuesto ataque químico, solo se anunció que una misión de la OPAQ había comenzado a recopilar la información disponible. "Entendemos que esto significa que están recopilando información en Internet e interrogando a testigos en los países vecinos de Siria".

Otras noticias