Macron logra incómodo apoyo de Hollande

El presidente de Francia François Hollande dio ayer su respaldo a su exministro de Economía Emmanuel Macron

El presidente de Francia François Hollande dio ayer su respaldo a su exministro de Economía Emmanuel Macron

El candidato liberal independiente obtenía una leve ventaja.

Enfrentaremos la segunda vuelta "llenos de esperanza y dinamismo", declaró una combativa Le Pen, quien espera recuperar votos de los electores del líder de extrema izquierda Jean-Luc Mélenchon, quien ha sido el único de los principales candidatos eliminados en no haber llamado a votar por el centrista.

Es la primera vez en casi 60 años que la derecha estará ausente de la segunda vuelta en Francia y la primera que no habrá representantes de los dos grandes partidos que dominan la política desde hace medio siglo: los socialistas del presidente saliente François Hollande y los conservadores liderados por Fillon.

En tanto, la consultora IPSOS da como resultado 23,7% para Macron y 21,9 para Le Pen, mientras que Fillon obtiene el 19,7% y Mélenchon el 19,2%.

"Patriotas y europeos, yo confiaría en Emmanuel Macron". Lo mismo hicieron el primer ministro, el socialista Bernard Cazeneuve, su antecesor, el también socialista Manuel Valls, y el actual canciller, Jean-Marc Ayrault, quien, por Twitter, señaló: "Una opción clara: toda la izquierda, todos los republicanos deben movilizar al voto a Macron para Francia, República, Europa".

Las protestas fueron convocadas a las 18:00 horas, tiempo local, dos horas antes del cierre de los colegios electorales, y los disturbios con petardos, los daños a coches y escaparates comenzaron cuando las estimaciones de voto apuntaban a la victoria del exministro de Economía y la líder del Frente Nacional.

Esta mañana, Le Pen había aparecido por sorpresa ante la planta, donde fue recibida con un baño de masas por los trabajadores, muchos de los cuales coreaban "Marine presidenta", lo que Macron calificó de "utilización política" de un conflicto social.

En el feudo del Frente Nacional de Hénin-Beaumont, al norte del país, Le Pen celebró con sus seguidores el pase a la segunda vuelta y explicó que se trataba de un "resultado histórico".

Con ello, repite 15 años después el logro de su padre, que en 2002 calificó a la extrema derecha para la segunda vuelta con el 16,86 %, aunque fue superado finalmente por el conservador Jacques Chirac.

Además, apuntó que someterá a consulta entre su militancia su posicionamiento de cara a la segunda vuelta.

Pero en esta elección no solo se juega el futuro de Francia sino que también el de la Unión Europea, considerando que una de las propuestas claves del programa de Marine Le Pen es el referendo para que se decida la permanencia del país en el bloque.

Las fuerzas de seguridad cargaron contra los manifestantes, posicionados en la rotonda de la plaza de la Bastilla.

Latest News