¿Quién es Emmanuel Macron, el "chico inexperto"?

En las legislativas, Le Pen aseguró que volverá a plantear el dilema entre "mundialistas y patriotas" y se mostró "inquieta" por las perspectivas que se abren en el mandato del nuevo presidente.

La candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen, reconoció hoy la derrota en la segunda vuelta contra el socioliberal Emmanuel Macron y anunció una refundación de su movimiento político para desempeñar su papel de primera fuerza de oposición al nuevo presidente.

Los manifestantes criticaron especialmente que Macron quiera reformar la ley del trabajo, que incluiría un límite para las indemnizaciones por despido decretadas por los jueces. El futuro presidente liderará una Francia muy dividida políticamente entre las zonas urbanas (privilegiadas y reformistas) y las desheredadas (tentadas por los extremos).

"Los ciudadanos de Francia le han dado su confianza para liderar el país en un periodo difícil para Europa y para toda la comunidad mundial".

Tiene un mandato de cinco años para solucionar, en coordinación con la Unión Europea (UE), a las fuentes del populismo: el estancamiento económico, el desempleo y la erosión del Estado de bienestar.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, vio en el éxito del candidato centrista frente a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen una señal de que "Francia ha estado, está y sigue en el centro y en el corazón de Europa".

Tras reconocer su derrota, Le Pen prometió continuar con su "combate para defender la identidad francesa y apuntó a una renovación de la fuerza política fundada en 1972". "Estaré al frente del combate" de las elecciones legislativas de junio anticipó, donde espera superar con creces los dos diputados actuales con una campaña contra la UE, la globalización, los inmigrantes y las "élites" en un país corroído por el desempleo y enlutado por una ola de atentados yihadistas. Nada más conocerse la victoria, una explosión de alegría recorrió la explanada del Louvre de París llena de militantes de ¡En Marcha! que agitaban la bandera nacional.

Según los sondeos de Kantar Sofres-Onepoint y Harris Interactive, ¡En Marcha! recibiría entre 24% y 26% de intenciones de voto, delante de los conservadores Los Republicanos (22%), la extrema derecha del Frente Nacional (21 a 22%), la izquierda radical de Jean-Luc Mélenchon (13% a 15%) y el Partido Socialista, en el poder (entre 8 y 9%).

Aunque hasta las elecciones alemanas de septiembre no se puede cantar victoria, el triunfo de Macron afianza ese dúo por Europa que formaron Angela Merkel y Nicolas Sarkozy primero, y la canciller alemana y Francois Hollande después.

Latest News