Crisis en Venezuela: 40 días de protesta y 37 muertos

Chavistas marchan en Caracas en respaldo a la Constituyente propuesta por Maduro

Capriles: “Lo que viene es un pueblo firme en la calle”

Con la muerte de Castillo el número de fallecidos desde el inicio las manifestaciones en las calles de Venezuela llegó a 39, dado que horas antes se había registrado el fallecimiento de un manifestante que había sido herido el lunes pasado.

La manifestación chavista en respaldo a la Constituyente también se realiza en rechazo a las acciones que ha emprendido la oposición venezolana, a la que responsabilizan de los 37 muertos y cientos de heridos que ha dejado la ola de protestas que ha sacudido al país desde hace poco más de un mes.

Las fuerzas de seguridad venezolanas lanzaron este miércoles bombas lacrimógenas y chorros de agua contra manifestantes que les responden con piedras, cócteles molotov y bombas de pintura, en una nueva marcha contra el mandatario venezolano.

Pero la oposición asegura que con su convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente "popular", Maduro busca evitar medirse en elecciones en un momento en que siete de cada diez venezolanos rechazan su gestión, según encuestas.

Así mientras la violencia reina en las calles la tensión política continúa.

En cuanto a la reunión de la Comisión Presidencial encargada de activar la Asamblea Nacional Constituyente con las organizaciones políticas opositoras, el Jefe de Estado indicó que la invitación fue extendidas a todos los partidos, incluyendo a los que conforma la autollamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuya cúpula se negó a asistir, hecho que lamentó.

"Se impondrá el ejercicio de la política democrática, del debate de las ideas", expresó, en la Plaza Bicentenaria del Palacio de Miraflores, en Caracas, donde movimientos sociales del país discuten sobre el proceso a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC). "Se tiene que adelantar un referendo consultivo para ver si se quiere o no una ANC". Así como también denunciar "la usurpación de la convocatoria del poder constituyente originario que corresponde exclusivamente al pueblo".

La decisión tomada por Maduro convocando una constituyente y luego atribuyendo el poder de reforma, no en el pueblo como reza la Constitución, sino en esos constituyentes rojos rojitos que va a nombrar a dedo, parece ser el choque final entre chavismo y oposición.

Ante ello, el presidente dijo haberse visto obligado a convocar a una Constituyente para reforzar la Constitución que impulsó su mentor Chávez y lograr la paz y la reconciliación.

De acuerdo al proyecto del presidente Maduro entonces, esa constituyente estaría compuesta por 500 miembros pero no "electos" por el pueblo -en este caso los chavistas no obtendrían probablemente ni un solo delegado- sino "nombrados" por el partido a traves de sedicentes consejos comunales con la idea de crear una nueva constitución tipo "Cuba" para entendernos, para poder así clausurar finalmente la Asamblea Nacional y sustituirla con esa nueva asamblea "comunal" domesticada por los mismos líderes de la revolución.

Latest News