Lula Da Silva responderá sobre acusaciones en su contra ante juez

"No tengo", declaró este martes en la ciudad de Curitiba el ex Presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en una diligencia que duró cinco horas y se llevó a cabo por el juez brasileño Sérgio Moro, quien está a cargo de las investigaciones del caso de corrupción alrededor de la petrolera Petrobras.

"Lo que sé es que el día que fui, había muchos defectos en el edificio, defectos de escala, en la cocina...", comentó.

El ex presidente de Brasil ha dicho repetidamente que es inocente de todos los cargos. Aunque Lula ya declaró en marzo en un proceso en el que es acusado de intentar obstaculizar las investigaciones de "Lava Jato", ésta será su primer cara a cara con Moro, convertido desde hace tiempo en el emblema de la lucha contra la corrupción en el país sudamericano.

El expediente, conocido como el "apartamento de Guarujá", es una de las cinco acusaciones que hasta el momento pesan en contra de Lula por corrupción pasiva, lavado de dinero, tráfico de influencia y obstrucción a la justicia.

Uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin, afirmó al terminar la declaración que "no existen pruebas de la culpabilidad" del ex mandatario "pero existen innumerables pruebas de su inocencia".

"Estoy con más ganas que nunca (de ser candidato)", dijo Lula en el evento, donde estuvo arropado por la ex Presidenta Dilma Rousseff, su sucesora y ahijada política, destituida por el Congreso hace un año.

"El Instituto Lula, aunque desarrolla proyectos de carácter social, pudo ser instrumento o al menos lugar de encuentro para la perpetración de varios ilícitos criminales", escribió el juez federal Ricardo Leite al aceptar la medida cautelar solicitada por la fiscalía, según un despacho al que accedió la agencia AFP.

Durante el mitin, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) ha asegurado: "Desde el fondo de mi corazón digo que si cometí algún error no quiero ser juzgado por la justicia, yo quiero que el pueblo brasileño me juzgue".

Todo el proceso fue denunciado como persecución política parcial e injusta, para, entre otras cosas, tratar de impedir que él sea candidato a la presidencia en 2018; Lula es el favorito para las próximas elecciones en Brasil en cualquier escenario. "Si la élite de este país no sabe arreglarlo, entonces un metalúrgico con estudios primarios va a hacerlo", les respondió. Por ello, solicitó a las personas que respaldan las indagaciones en el escándalo de corrupción abstenerse de asistir.

Latest News