Trump asegura que enfrenta "la mayor cacería de brujas"

El fiscal general adjunto del país, Rod Rosenstein, anunció este miércoles el nombramiento de Muller para supervisar la pesquisa sobre la intrusión rusa y los "asuntos relacionados", en una aparente referencia a los posibles lazos entre la campaña de Trump y el Kremlin.

Mueller fue el antecesor del destituido James Comey en el FBI, y estuvo al mando del organismo desde 2001 a 2013.

El secretario de Justicia, Jeff Sessions, decidió alejarse de esas investigaciones por sus propios contactos con funcionarios rusos durante la campaña presidencial del año pasado.

Otros congresistas buscan además tener acceso a los memorandos donde Comey registró sus múltiples reuniones con Trump, incluyendo aquella en la cual el presidente supuestamente le pidió que abandonara la investigación sobre Flynn.

Por su parte, los líderes del Comité de Inteligencia del Senado pidieron hoy al FBI que entregue esos memorandos en los que Comey detalló las conversaciones que tuvo con la Casa Blanca y el Departamento de Justicia sobre las investigaciones del FBI en Rusia.

Trump está en el centro de una nueva polémica, menos de cuatro meses después de su llegada a la Casa Blanca, y a pocos días de su primer viaje internacional. "Ningún político en la historia ha sido tratado peor o más injustamente".

Mike Flynn, el asesor de seguridad nacional de Donald Trump que renunció a su cargo en febrero, había informado al equipo de transición del entonces presidente electo que era objeto de una investigación federal, pero igualmente fue designado en ese puesto, dijo el diario The New York Times.

"A diferencia del caso Watergate no hay evidencias de que el presidente haya ordenado a testigos que mientan, destruyan evidencia o traten de impedir que los agentes del FBI realicen su trabajo", dijo John Yoo, profesor de derecho de la Universidad de California, Berkeley.

Apenas unas horas antes, la oposición había exigido la creación de una comisión investigadora independiente en el Congreso para saber si Trump y su entorno mantuvieron relaciones secretas con Moscú y si el magnate despidió al sucesor de Mueller, James Comey, para encubrir el vínculo.

Latest News