Macri promete revolucionar la relación con China

Satisfacción en el Gobierno tras la cumbre del Presidente con empresarios chinos

Las plantan nucleares habían sido firmadas por CFK

Con una serie de actividades protocolares, el presidente argentino Mauricio Macri cerrará hoy su visita oficial a China.

China y Argentina establecieron relaciones diplomáticas en 1972 y anunciaron el establecimiento de una asociación estratégica integral en 2014.

Macri cerró con su breve intervención la primera jornada de su visita de Estado a China, que comenzó con reuniones con ejecutivos de corporaciones chinas con intereses en Argentina, y continuó con la clausura de un foro empresarial y con una conferencia en la Academia China de Ciencias Sociales.

El presidente dijo que espera "poder conversar nuevamente en Alemania y en la Argentina durante las cumbres de los G20 y ver que hemos podido avanzar en los temas planteados".

Lo que se presenta como un logro de atraer inversiones, algunos acuerdos son continuidad de los pactos arreglados con el kirchnerismo y profundizan la inserción de los capitales chinos en el país que buscan aprovecharse de los recursos naturales disponibles.

Del mismo modo, Macri le solicitó que China que apruebe la inspección de casi 40 frigoríficos que están en condiciones de exportar y dijo que para "acortar los tiempos" que requieren esos trámites fitosanitarios podrían hacerlos a través del Senasa.

El gobierno argentino buscaba revitalizar acuerdos para que empresas de ese país participen en la construcción de dos centrales nucleares.

"Esperamos que la Justicia dé el visto bueno para poder arrancar la obra cuando termine el invierno".

"Quiero que confirmemos nuestros consensos y para eso tenemos que consolidar la confianza mutua, que es la base de lazos duraderos".

En sintonía con las palabras de Macri, Xi Jinping le agradeció a la Argentina "el apoyo que nos han dado por nuestro reclamo de una sola China como nosotros apoyamos los suyos por las Islas Malvinas".

En otro tramo de la conversación, señaló que existen "muchas empresas chinas interesadas en invertir en la Argentina".

La firma por USD 15.000 es para la realización de 16 acuerdos.

Participaron la canciller, Susana Malcorra, los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Transporte, Guillermo Dietrich; de Energía y Minería, Juan José Aranguren; de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman; de Producción, Francisco Cabrera, de Finanzas, Luis Caputo.

También lo hicieron el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; de Deportes, Carlos Mac Allister.

Posteriormente, el Jefe de Estado viajó con destino a Tokio para realizar una visita oficial a Japón durante la cual se reunirá con el primer ministro, Shinzo Abe, y será recibido por el emperador Akihito, además de mantener audiencias con empresarios de ese país.

Argentina "es uno de los países con mayor potencial de crecimiento en el mundo y con el acompañamiento y el trabajo en conjunto con China no tenemos dudas de que ese potencial se va a convertir en una realidad", incidió.

Otras noticias