Djokovic pasa a cuartos en Roland Garros

"Siento que puedo darle batalla a muchos jugadores, pero hoy sentí que él era muy superior", reflexionó Zeballos tras el partido en rueda de prensa.

"Ese chico es un crack".

Zeballos, de 32 años y por primera vez en octavos de final de un Grand Slam, no encontró argumentos para contrarrestar a Thiem, muy superior en todos los aspectos del juego. Este tendrá un duro rival mañana, en cuartos de final: enfrentará al serbio Novak Djokovic, que acabó con la aventura de Albert Ramos.

El austriaco es el único jugador que ha ganado esta temporada a Rafael Nadal en tierra batida.

Desde en ese momento en adelante Ramos luchó y por momentos mostró un tenis brillante, pero el vigente campeón de Roland Garros no soltaría el mando y ambos deleitarían con puntos de gran nivel hasta la conclusión del partido, que se extendió hasta las dos horas y 27 minutos.

Esos problemas impidieron al argentino reeditar las dos batallas que protagonizó el año pasado contra Murray, una en la final de los Juegos de Río, con victoria del escocés, y otra en las semifinales de la Copa Davis, con triunfo del argentino.

Finalmente Zeballos, orgulloso de su mejor actuación en Grand Slam, "subí un escaloncito", dedicó más elogios al revés de Thiem, a una mano como el suyo. "Es un jugadorazo, tiene un tenis muy lindo y tiros vistosos", finalizó el enamoramiento de su verdugo. Horacio Zeballos, cayó sin atenuantes en sets corridos ante el austríaco Dominic Thiem: 6-1, 6-3 y 6-1.

Latest News