Vuelta al pasado — Trump contra Cuba

Legisladores de Miami y exiliados cubanos en la firma del acta

Legisladores de Miami y exiliados cubanos en la firma del acta

Nicaragua continuará denunciando el criminal bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, condenado por todos los Países del Mundo; continuará exigiendo su eliminación, así como el cese de la hostilidad y las Políticas agresivas contra un País Hermano, Símbolo, Ejemplo, de Solidaridad y Desarrollo Cultural y Científico en el Mundo.

Las medidas anunciadas por Trump, que incluyen también restricciones a los viajes a la isla de nacionales de EE.UU., despertó la preocupación de emprendedores cubanos en torno a los efectos que podrían tener en el turismo y el sector de la pequeña empresa.

La Cancillería rusa ratificó su "solidaridad inquebrantable con Cuba" en un comunicado y criticó duramente las limitaciones a los viajes y a las relaciones comerciales que impuso esta semana Trump, en una clara vuelta atrás a la política de acercamiento que había inaugurado su antecesor, Barack Obama, en su último año de gobierno. "Cuba denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, que están destinadas a fracasar", dijo un comunicado de la cancillería local.

A su vez, el diario The Washington Times reflejó las palabras de Rodríguez cuando dijo que Estados Unidos no está en condiciones de dar lecciones sobre derechos humanos y democracia.

La decisión del mandatario, que se centró fundamentalmente en restricciones de viaje y comercio, recibió fuertes críticas a nivel internacional y dentro de Estados Unidos, donde numerosos sectores y la mayoría de la población quiere continuar la apertura hacia el país antillano.

Trump debería saber que la continuidad del proceso de normalización "favorece los interese nacionales de los Estados Unidos, los intereses de los electores norteamericanos, los intereses de los que pagan los impuestos en los Estados Unidos, que sostienen al Gobierno", concluyó el canciller cubano.

"No todo lo que Trump hace es equivocado", aseveró Montaner sobre el presidente estadounidense, quien este viernes dio a conocer la nueva política de EE.UU. hacia Cuba. En los dos últimos años se ha demostrado que los dos países, como ha expresado reiteradamente el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambas naciones y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ni acepte condicionamientos de ninguna índole.

"Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso", afirmó el Gobierno de la isla en su primera reacción al nuevo posicionamiento de Washington.

Otras noticias