La Habana advierte sobre el cambio de relaciones con EEUU

Los datos que no sabías sobre la Copa Confederaciones

Getty Images

Tras el anuncio formulado ayer por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien canceló unilateralmente el acuerdo firmado por Barack Obama con Cuba, el Gobierno de la isla dío a conocer su respuesta, en la que lamenta la política injerencista de EEUU y rechaza la "retórica hostil" del mandatario norteamericano.

"Cuba no hará concesiones sobre su soberanía y su independencia, no negociará sus principios y nunca aceptará condiciones impuestas", agregó.

En la conferencia, Rodríguez sentenció además que la isla no extraditará a Estados Unidos a los ciudadanos reclamados por la Justicia de ese país, que "carece de base política y legal para reclamarlos".

El nuevo enfoque de Trump, que será consagrado en una nueva directiva presidencial, busca un cumplimiento más estricto de una vieja prohibición sobre los estadounidenses que viajan a Cuba como turistas, y también prevenir que se usen dólares para financiar a lo que su administración ve como un gobierno represivo controlado por las fuerzas armadas.

Al tiempo que consideró que la actual política de Washington significa "un retroceso en las relaciones bilaterales" que venían avanzando significativamente desde 2014.

En ese sentido aseguró que los anuncios hechos por Trump recientemente "provocarán daños humanos y económicos" en la nación caribeña y un aumento de discriminación en contra de la emigración cubana asentada en EE.UU.

Rodríguez, quien se encuentra en Viena en visita de trabajo, en el marco de una gira por Europa, destacó que las medidas de Trump "son absolutamente insostenibles", porque "en la época en la que estamos viviendo, el bloqueo es una pieza de la Guerra Fría".

"Reafirmamos nuestra inquebrantable solidaridad con Cuba", señala el texto, que añade que Rusia se pronuncia por el diálogo, la cooperación, el tendido de puentes y la comunicación sin dictado ni intentos de injerencia en los asuntos internos de los Estados soberanos.

Trump declaró el fin del acuerdo "unilateral" impulsado por Obama con Cuba, prohibió hacer negocios con los militares en la isla y prometió apoyar al pueblo cubano en su lucha contra su "brutal" gobierno.

"No hay duda que la época obligará a un gobierno de EE.UU. ha levantar el bloqueo y normalizar las relaciones con Cuba", manifestó.

La Misión Permanente de Cuba ante la ONU afirmó que las nuevas medidas de Donald Trump- que dan marcha atrás con las impulsadas por Barack Obama- contra la isla no tendrán éxito.

El vicepresidente del Senado, Luis Sánchez Jiménez, lamentó el cambio de política respecto del proceso de normalización de relaciones diplomáticas y comerciales entre Estados Unidos y Cuba.

Latest News