Brasil: investigan masacre de miembros de tribu aislada

Asesinan a diez miembros de una tribu aislada del Amazonas

Asesinan a diez miembros de una tribu aislada del Amazonas

Al parecer, este habría sido cometido por mineros ilegales, informó la organización Survival.

Brasil tiene la política de evitar el contacto con tribus aisladas para reducir el riesgo para su supervivencia, ya que muchos mueren por enfermedades para las que no tienen anticuerpos, como la gripe o el sarampión, ni afectar su modo de vida.

Las autoridades no revelaron el número de muertos, ni los posibles criminales que asesinaron a estas personas, así como tampoco el tipo de armas usadas para presuntamente no perjudicar las investigaciones.

El Ministerio Público investiga además otra denuncia sobre el supuesto asesinato de indígenas de la tribu aislada Warikama Djapar.

Los invasores son hacendados, cazadores y mineros.

La primera denuncia se conoció hace cerca de dos semanas.

El líder nativo Adelson Kora Kanamari expresó que entre mayo y junio habían sido atacados unos 18 o 21 aborígenes.

"Un país enorme como este, desigual y lleno de problemas sociales, entrar y robar madera y oro de tierras indígenas es lo más normal, ya que da la posibilidad de ganar mucho dinero".

El mayor número de víctimas registradas se encuentras niños y mujeres, según un trabajador de la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai).

La zona se ubica a casi 1.200 kilómetros de Manaos, capital del estado Amazonas.

Los indios, miembros de una tribu, habrían sido asesinados por disparos cuando recolectaban huevos de tortuga en las orillas del río Jandiatuba, en la región denominada Vale do Javarí, una de las más preservadas del Amazonas brasileño y donde viven varias etnias aisladas, sin acceso a bienes industrializados. La mayoría de estas tribus no localizadas están en vueltas en el misterio, y casi nada se sabe sobre qué lenguas hablan o cuáles son sus costumbres. La expansión de estos males causa numerosas muertes. Por lo general estos hechos no tienen repercusión mediática en Brasil debido al poder económico de estas corporaciones y su capacidad de amedrentamiento sobre periodistas y organizaciones de defensa de los derechos indígenas, declaró Sarah Shenker, miembro de la organización Survival International. "Temer y su Gobierno tienen una gran responsabilidad por este ataque genocida", publica la agrupación a través de un comunicado. Incluso, el año pasado se recortó el presupuesto para el Funai.

"Todas estas tribus deberían tener sus tierras debidamente reconocidas y protegidas hace años".

Latest News