Nate se debilita pero las lluvias continuan siendo una amenaza

Emergencia en Centroamérica por la tormenta tropical Nate

Emergencia en Centroamérica por la tormenta tropical Nate

La primera de esas ocasiones se produjo anoche en el sureste de Luisiana, cerca de la desembocadura del río Misisipi, con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora.

Se trata de la cuarta gran tormenta que llega a Estados Unidos en menos de dos meses y avanza en dirección nor-noroeste según el Centro Nacional de Huracanes de dicho país; aunque no ha sido tan poderosa como María e Irma, varios estados del país del norte emitieron advertencias y órdenes de evacuación ante la llegada de Nate.

El Centro Nacional de Huracanes pronosticó un debilitamiento rápido del fenómeno que se desplaza rumbo al norte a 37 kilómetros por hora y debe convertirse en un remanente de baja presión en la tarde de mañana.

Este es el segundo impacto de Nate. "No esperábamos que fuera tan profundo".

A medida que la marea alta de la medianoche se acercaba en Biloxi, la oleada de tormenta de Nate empujó la autopista frente a la playa de los Estados Unidos 90 hacia la península que compone el borde oriental de la ciudad. No se reportaron fallecidos ni heridos de inmediato. Los cortes se concentraban en su mayoría en la mitad oriental de la pequeña franja costera del estado, en los condados de Harrison, Jackson y George.

Durante el paso del huracán 'Katrina' en 2005, la residencia de Nodhturft quedó inundada por 1.5 metros de agua procedentes de un pantano de la costa.

En Alabama, el aumento del agua de la tormenta inundó hogares, automóviles y por lo menos una vía principal en el centro de la ciudad de Mobile.

"Este es el peor huracán que ha afectado a Mississippi desde el huracán Katrina", declaró el sábado el director de manejo de emergencias de Mississippi, Lee Smithson. Otro barco golpeó rocas en el Mississippi Sound y tres personas tuvieron que ser salvadas del agua. "Todo el mundo necesita entender eso, que esta es una situación muy peligrosa", añadió.

Las autoridades estatales de Misisipi, Alabama y Luisiana no han informado por el momento de muertos ni daños mayores en inmuebles e infraestructura por el paso de Nate, que se espera se disipe entre lunes y martes.

Latest News