Se multiplicó la obesidad infantil: afecta a 124 millones de niños

El objetivo era determinar la cantidad de niños y adolescentes obesos más de cinco años y menos de 19 que había en 1975 y compararlos con los que tienen sobrepeso en 2016

Se multiplicó la obesidad infantil: afecta a 124 millones de niños

En 2016, el número global de niñas y niños por debajo del peso normal fue de 75 millones y 117 millones, respectivamente.

El estudio realizado en 200 países por la revista especializada The Lancet incluye datos no examinados con anterioridad sobre la media del índice de masa corporal y el bajo peso en pequeños por encima de los cinco años hasta los 19.

De acuerdo con los resultados, la tasas mundiales de obesidad de la población infantil y adolescente aumentaron desde menos de 1.0 por ciento (correspondiente a cinco millones de niñas y seis millones de niños) en 1975 hasta casi un 6.0 por ciento en las niñas (50 millones) y cerca de 8.0 por ciento en niños (74 millones) en 2016.

Si estas tendencias continúan en los próximos años, en 2022 habrá en el mundo más niños y jóvenes obesos que desnutridos, añade el trabajo, que también resalta que hay otros 213 millones de chicos y chicas con sobrepeso.

"Estas cifras muestran que, conjuntamente, el número de individuos obesos de entre cinco y 19 años de edad se multiplicó por 10 a nivel mundial, pasando de los 11 millones de 1975 a los 124 millones de 2016", destacó la OMS. Sin embargo, en los países de ingresos bajos y medios, especialmente en Asia, la tasa se ha visto acelerada en los últimos años.

Según los autores, esta tendencia no hace sino reflejar el impacto de la comercialización de ciertos productos en todo el mundo, con alimentos nutritivos saludables demasiado caros para las comunidades pobres.

"Aún no está claro cuál es la explicación de que haya tanta obesidad en estos países, aunque una de las razones puede ser los cambios bruscos en el mercado alimentario y la llegada de comida procesada con bajo valor nutritivo", resalta Di Cesare.

El problema radica en que los niños y los adolescentes han pasado rápidamente de ser una mayoría con bajo peso a una mayoría con sobrepeso en muchos países de ingresos medios, incluso en Asia oriental, América Latina y el Caribe.

Según los autores del informe, este cambio podría ser consecuencia del "mayor consumo de alimentos de alto contenido calórico, sobre todo de hidratos de carbono muy elaborados, que engordan y afectan al estado de salud durante toda la vida". Con esta tendencia, si no se toman medidas "serias y concertadas" contra la obesidad, "se pondrá en riesgo innecesario la salud de millones de personas, lo que llevará unos costes humanos y económicos", ha alertado Leanne Riley, experta de la OMS y coautora del estudio.

Al desglosar las cifras país por país, el aumento de las tasas de obesidad infantil y adolescente en los estados con altos ingresos se ha ralentizado y estabilizado.

"La OMS alienta a los países a esforzarse por modificar los factores del entorno que aumentan el riesgo de obesidad en nuestros hijos".

-Que los niños dediquen menos tiempo de ocio a actividades sedentarias. "Para ello, es necesario fomentar la actividad física mediante el deporte y la recreación activa".

Latest News