Trump encendió la mecha de la guerra

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte Ri Yong Ho a su salida de un hotel en Nueva York el pasado mes de septiembre en donde participó en la Asamblea General de Naciones Unidas

Trump examina con su gabinete de seguridad nacional vías de disuasión a Corea del Norte

"De esta forma, el diplomático se ha referido a las declaraciones que hizo Trump desde el podio de la 72 Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en las que dijo que Corea del Norte será "totalmente" destruida" si sigue con sus amenazas contra EE.UU.

Tras la mencionada cumbre mundial, Donald Trump había hablado sobre "destruir a Corea del Norte" si continuaba el conflicto, y fue el turno de Ri Yong-ho de devolver las brutales palabras asegurando que el deseo de su nación es atacar Estados Unidos.

"Es la firme voluntad de todo el personal militar y de la gente de la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial del país) el hacer llover fuego sobre los EE.UU., que clamó por destruir totalmente la RPDC", dijo Ri, según recoge un comunicado de la agencia KCNA.

"El Gobierno de Corea del Norte, reiteradamente ha declarado que cualquier intento de asfixiarnos, bajo los pretextos de la aplicación de la resolución de sanciones, son equivalentes a un acto de agresión y guerra, por lo que nosotros no renunciaremos a utilizar nuestros recursos", añadió el canciller norcoreano sobre la ola de sanciones estadounidenses.

También habló sobre los planes militares y destacó el proyecto nuclear como el "preciado fruto de la sangrienta lucha del pueblo coreano por defender el destino y la soberanía del país ante la prolongada amenaza nuclear de los imperialistas estadounidenses". Estas continuas pruebas armamentísticas y la escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang han elevado en el último año la tensión regional a cotas inéditas desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953).

El ministro norcoreano de Relaciones Exteriores de Pyongyang se refirió así al discurso del republicano en la ONU.

Tras varios lanzamientos de misiles norcoreanos, Donald Trump y Kim Jong-un han protagonizado en las últimas semanas un intercambio de declaraciones beligerantes.

El secretario de Defensa, James Mattis, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford, presentaron durante la reunión informes al mandatario.

El mismo día, por la noche, Estados Unidos desplegó dos bombarderos supersónicos sobre la península coreana en una demostración de fuerza contra Pionyang, durante un ejercicio nocturno con las aviaciones de Japón y Corea del Sur.

Latest News