Rajoy da 5 días a Cataluña para aclarar "declaración"

Rajoy pide a Puigdemont que aclare si declaró la independencia de Cataluña

El Gobierno español da un ultimátum a Cataluña sobre su independencia

El jefe del gobierno español Mariano Rajoy ayer dio de plazo hasta el lunes para que el presidente catalán Carles Puigdemont aclare formalmente si declaró la independencia, y, si lo hizo, hasta el 19 de octubre para que rectifique, precisó en el Congreso.

Rajoy subrayó que "con la decisión de hoy (su gobierno quiere) ofrecer certezas a los españoles y especialmente los catalanes, para evitar la confusión aportada por la Generalitat", a raíz de la sesión plenaria de ayer, cuando el presidente catalán, Carles Puigdemont, afirmó que cuenta con el mandato popular para declarar la independencia de España, pero pidió al parlamento regional dejar suspendida esa decisión durante unas semanas para intentar abrir un diálogo con el Ejecutivo central.

Sin embargo, en seguida propuso suspender los efectos de la declaración de independencia para abrir la puerta al diálogo.

Rajoy reiteró que lo que tuvo lugar el pasado 1 de octubre fue una votación ilegal para "volar la Constitución, la unidad de España y el Estatuto de Cataluña" y que fracasó "rotundamente".

El Presidente dijo ante los congresistas que desea "fervientemente" que Puigdemont "acierte en su respuesta", pues ésta "marcará el futuro de los acontecimientos".

Al parecer, la ambigüedad de la postura de Puigdemont estuvo dirigida a sosegar a los separatistas más fervientes, pero también a generar apoyo -tanto en Cataluña como a nivel internacional- mediante la provocación de otra respuesta severa del gobierno de Rajoy.

Rajoy se comprometió a escuchar los aportes de las fuerzas parlamentarias y llamó a éstas a "contribuir a mitigar, con serenidad", una situación que los españoles están viviendo con "inquietud y zozobra".

Aseguró que, pese a todo, se puede dialogar de cuestiones como la calidad de los servicios públicos, de cómo financiarlos y de qué manera mejorar el marco de convivencia "entre todos".

Advirtió, a la vez, que "no es posible aceptar, bajo la apariencia de un diálogo equívoco, la imposición unilateral de puntos de vista que se saben imposibles de aceptar por una de las partes".

Las palabras del presidente español fueron respaldadas por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal de la oposición, y los liberales de Ciudadanos, en las intervenciones posteriores de sus representantes parlamentarios.

En caso de aplicarse el 155, "debe terminar en elecciones autonómicas", según concertaron ambos líderes.

El diputado de ERC Joan Tardà apostó por la mediación que defiende el propio Puigdemont, al que aseguró que defenderán mientras se mantenga "firme" en su voluntad de negociar y buscar mediadores para resolver un "problema político" ante el mundo.

Latest News