México prepara respuesta en caso de que EU abandone TLCAN

Donald Trump y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto en la cumbre de APEC en Vietnam 11 de noviembre de 2017

Donald Trump y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto en la cumbre de APEC en Vietnam 11 de noviembre de 2017

Las tensas relaciones entre México y Estados Unidos desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, en particular por su intención de construir un muro en la inmensa frontera que comparten ambos países, también tienen consecuencias en lo económico.

La nueva ronda, a celebrarse del 17 al 21 de noviembre en la Ciudad de México, tendrá lugar luego de que los 11 países restantes del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (ATP) decidieron seguir adelante con el proyecto, aunque rebautizado como el Acuerdo Integral y Progresivo de la Alianza Transpacífica (CPTPP).

En la recta final del año, la inercia de bajo crecimiento se está conjugando con presiones inflacionarias derivadas de la depreciación del peso frente al dólar, incertidumbre por el futuro de la renegociación del TLCAN, un mayor contexto de volatilidad, y precios al productor altos, donde la industria es la más afectada, lo que hace prever que la inflación se mantendrá en niveles cercanos al 6 por ciento.

Desde el 1º de enero de 1994, cuando el TLCAN entró en vigencia, el comercio bilateral entre los países miembros se ha triplicado, mientras que entre EEUU y México se ha cuadruplicado. "Por supuesto que sí", dijo el canciller, que quiere minimizar el impacto de una posible retirada de Estados Unidos del acuerdo.

"En los últimos 15 años el TLCAN se ha erosionado, porque hay un cuarto socio no formal que se llama China y que particularmente ha desplazado a Estados Unidos", refirió el especialista.

"En años recientes, los militantes han cambiado sus evaluaciones de los acuerdos de libre comercio en general, conforme los republicanos han adoptado puntos de vista más negativos y las opiniones sobre el TLCAN se reflejan en esta dinámica partidista", observó el Pew.

Entre otras polémicas propuestas, Estados Unidos habría exigido restringir la entrada de productos lácteos o limitar la circulación de camiones mexicanos en territorio estadounidense.

Durante su campaña, el presidente Trump prometió renegociar el tratado e incluso darlo por terminado, si no había un acuerdo, ya que acusó a México del déficit comercial por más de $60 mil millones de dólares.

No obstante, expresó que México espera llegar en una "fecha próxima" a un buen acuerdo.

Latest News