Protestan contra malos olores de Semefo de Chilpancingo

Instalaciones del Semefo en Guerrero albergan más de 600 cadáveres

Protestan contra malos olores de Semefo de Chilpancingo

La crisis de salubridad por la que atraviesa el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, donde están hacinados más de 500 cadáveres, provocó este martes que unos 500 trabajadores de la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE) se declararan en paro de labores, por los fuertes olores que se desprenden.

Los directivos de la Fiscalía advirtieron que el Semefo dependen de la Secretaría de Salud, por lo que no pueden hacer mucho al respecto. Indicaron que está inservible una cámara de refrigeración y por eso el lugar expide malos olores. Denunciaron que son presionados por sus jefes inmediatos y los agentes del Ministerio Público para que no abandonen su sitio de trabajo. "Todo eso son elementos que dificultan la identificación por el exhaustivo trabajo de los peritos que a veces demanda más tiempo", detalló el coordinador.

En diciembre de 2016, el semanario Proceso, en su texto "En Guerrero se desbordan los cadáveres", el director del Semefo estatal, Ben Yehuda Martínez Villa, informó que había 460 cuerpos sin identificar en las instalaciones de la dependencia en Chilpancingo, Iguala y Acapulco, producto de hechos violentos correspondientes de 2014 a 2016.

De igual modo, los representantes del comité internacional de Cruz Roja reconocieron que Guerrero es el primer estado en contar con un cementerio ministerial, con el que se dignifica a las víctimas no reconocidas.

En ese sentido, Ocampo Lara dijo que "ese panteón -al que han sido trasladados 146 cadáveres con ficha de identificación- representa la dignificación del resguardo de los cuerpos que previamente cuentan con un exhaustivo análisis forense".

Latest News