Iban a desalojarlo pero descubrieron que estaba muerto y momificado

Descubren un cadáver momificado cuando se presentan en la casa para desahuciarle

El cuerpo del fallecido fue localizado la semana pasada en el tercer piso de un domicilio ubicado en la calle de Castillo de Madrigal de las Altas Torres, dentro del barrio de Simancas de San Blas.

Los vecinos del inmueble no se habían percatado de que llevaban todo este tiempo conviviendo con un muerto, aunque sí que hacía años que no le veían, pero lo achacaban a su estado de salud.

Todos en el vecindario le habían echado en falta a lo largo de estos años, pero pensaron que había perdido la vida en el hospital.

De hecho, la última vez que sus vecinos le vieron fue una tarde en la que una ambulancia se lo llevó.

El fallecido vivía solo desde hacía varios años, según sus allegados. "No le volvimos a ver y creímos que había muerto en el centro médico". Estaba separado y tenía una hija. Fue la comisión judicial que tenía previsto desahuciarle por el impago de la hipoteca la que se encontró el cadáver momificado del hombre cuando accedió al interior de la vivienda. Así lo asegura otro vecino: "Había trabajado toda su vida en una empresa telefónica y nos dijo que se había prejubilado".

Al entrar, encontraron al hombre muerto en una de las habitaciones de la casa. "Desconocemos si tenía hermanos o parientes con los que mantenía contacto".

Ya le habían cortado mucho antes los suministros de agua, luz y gas también por los adeudos y tampoco nadie había respondido a las decenas de cartas enviadas tantos por estas compañías y por el banca informando de su situación.

El cadáver del hombre fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para más estudios aunque sospechan que murió silenciosamente de la enfermedad hepática que lo aquejaba.

Latest News