"No nos quedó santo por rezar", sostuvo la esposa de un tripulante

Argentina

Argentina Jessica Gopar y Fernando Santilli ambos de 35 años se conocen hace 13 en una playa de Mar del Plata. Argentina

Inclusive, una ambulancia tuvo que llegar al lugar para asistir a uno de ellos. No sé si hay un destino marcado para cada uno. "Hay mucha gente orando, rezando por ustedes, no se imaginan cuánto", señaló.

"Yo llegué (a la base) de casualidad a dejar el cartel (con un mensaje de esperanza) porque me había negado a venir por la angustia. No sabemos como sigue todo esto, cada día va a ser peor". No volvieron, no volverán nunca más y no sé si regresarán sus cuerpos. "Mi opinión sobre la armada me la guardo" y recordó que "el 17 de octubre fue la ultima vez que hable con el, luego se embarcó junto a sus compañeros".

Para el martes 21, después de conocer el despliegue para encontrar el submarino ARA San Juan y de recibir mensajes de alientos en la red social, Jessica le agradeció a todos los que participan en las tareas de rastreo del sumergible.

"En este momento se olvidó Inglaterra de que habíamos tenido un conflicto con las Malvinas. Vinieron de todos los lados y lo agradezco de corazón", subrayó.

"No nos dijeron que están muertos, pero dicen que el submarino está a 3.000 metros (de profundidad) ¿qué se puede entender?" dijo en medio de una crisis nerviosa.

El viaje, con 44 submarinistas profesionales de la Armada, tenía como cometido participar en un adiestramiento integrado con la flota de mar y las aeronaves de la dotación naval.

El Submarino ARA San Juan lleva desaparecido ocho días en las aguas del Océano Atlántico, y la posibilidad de que los 44 marinos a bordo sobrevivan se reducen cada hora.

Latest News