Aprueban en Paraguay investigación y uso medicinal del cannabis

El Congreso paraguayo aprobó el uso del Cannabis medicinal

Aprueban en Paraguay investigación y uso medicinal del cannabis

Explicó que "entre otras cosas, crea un Programa Nacional para el Estudio e Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales; autoriza el cultivo al CONICET y al INTA con fines de investigación médica y/o científica; permite la importación de aceite de Cannabis y sus derivados para pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa; y crea el Registro de Pacientes que requieran su uso, garantizándoles la provisión gratuita".

"Hoy, la discusión sobre su uso medicinal está prácticamente zanjada y son cada vez más los estados nacionales y provinciales que le van otorgando marco legal al tema", mencionó y recordó que sin ir más lejos "en marzo del corriente año se sancionó en nuestro país la ley 27350 con el objeto de regular el uso medicinal de la planta y sus derivados".

El texto había sido aprobado el 15 de noviembre por la Cámara de Diputados.

Si no se promulga la ley, los derivados del cannabis no pueden procesarse en Paraguay porque el cultivo de la marihuana está penado por ley.

Ahora, si el Ejecutivo aprueba esta ley será posible que se investigue la polémica planta y buscar alternativas para facilitar su acceso para fines medicinales. Cabañas dijo que también se usa para pacientes oncológicos.

Un punto importante es la promoción de la "industrialización controlada del aceite de cáñamo y demás derivados de la planta de cannabis para uso medicinal y tratamiento de enfermedades en humanos", lo que necesitará la exclusión del cannabis de la lista de sustancias estupefacientes en Paraguay.

En cuanto a la supervisión de la investigación de la planta de cannabis, además de la ya mencionada dependencia, será la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) la encargada de este trabajo.

El debate sobre el uso y la producción del cannabis en Paraguay se estableció en la sede legislativa hace meses y varios proyectos más o menos ambiciosos fueron tratados por los parlamentarios paraguayos para acabar aceptando esta normativa.

Sin embargo, algunas asociaciones civiles plantearon que el precio de las dosis, por encima de los 300 dólares, es imposible de pagar para la gran mayoría de personas que lo necesitan.

Latest News