Venezuela ya tiene nuevo Embajador ante la ONU

Nicolás Maduro solicitó su renuncia al diplomático el 4 de diciembre

Nicolás Maduro solicitó su renuncia al diplomático el 4 de diciembre

Rafael Ramírez, el hombre más poderoso de la industria petrolera venezolana durante la primera década del siglo XXI, renunció a su cargo como embajador ante las Naciones Unidas por órdenes del presidente Nicolás Maduro, en un signo de las divisiones dentro del gobierno de la nación sudamericana. "Se me ha removido por mis opiniones, me mantendré, pase lo que pase, leal al Comandante Chávez!" aseguró Ramírez. En el mensaje manifiesta que fue removido por sus opiniones y a solicitud del Presidente de la República. El 31 de mayo de 2017, fue electo como Presidente del Comité de Descolonización. Ramírez añadio en el comunicado que la decisión le resulta muy difícil, ya que, dicho acto significa el cese de sus funciones como servidor del Estado Venezolano.

Por otra parte, el ministro sostuvo una reunión de más de seis horas con Alí Rodríguez Araque, quien se incorporó como presidente honorífico de la junta directiva de Pdvsa, a fin de revisar estos temas, y además activar y fortalecer la producción y la participación de los trabajadores, como parte del proceso de reestructuración y transformación socialista de la estatal petrolera. "Quedo a disposición de mi país y de la revolución", se lee en el documento. El funcionario publicó un escrito en el portal web Aporrea en el que informó que propuso varias medidas económicas al presidente Nicolás Maduro que no fueron aplicadas por "factores internos". Todo el país reconoce los aportes que nuestro sector hizo en esos años extraordinarios de progreso económico-social. No reconocerlo y atacarlo, es solo producto de un cálculo político, egoísta y mezquino. Así mismo, estoy comprometido en seguir insistiendo en el seno del Gobierno, en la necesidad de una profunda revisión y en retomar el sendero exitoso trazado por el Comandante Chávez, en beneficio de nuestro pueblo y de nuestra patria.

No quisiera imaginar que ahora arreciarán los ataques y los vilipendios por expresar mis opiniones y fijar una posición de alerta en defensa de la Revolución y el país, como ya han hecho algunas voces ofensivas y arteras. "Tengo un nombre y una trayectoria de actuación que ha sido permanentemente del dominio y escrutinio público". "Al agredirme en lo personal afectan la unidad de las fuerzas revolucionarias y el legado del comandante Chávez", señaló.

Latest News