Legisladores provinciales de Cambiemos pidieron apoyo a la reforma previsional

Sincericidio de un diputado de Cambiemos: "No puedo asegurar que los jubilados van a ganar más"

Referentes y legisladores de las distintas fuerzas que integran Cambiemos en la provincia de Santa Fe manifestaron su acompañamiento y respaldo a la reforma previsional que impulsa el Gobierno nacional luego de los acuerdos logrados con las fuerzas políticas del Senado y 23 gobernadores provinciales.

A los diputados que dieron quórum ayer, el oficialismo espera sumar para la votación a dos de Cambiemos que jurarán al iniciarse la sesión a 3 salteños; 3 santiagueños; 3 pampeanos; 2 sanjuaninos; 2 riojanos; 2 entrerrianos; 1 misionero; 1 neuquina, todos referenciados en sus gobiernos provinciales.

Después de que se cayera la sesión en Diputados para debatir la reforma previsional, sesión que se dio en un clima de mucha tensión tanto dentro del recinto como fuera del Parlamento, donde se desató una feroz represión contra manifestantes, Agustín Rossi, jefe del bloque del Frente para la Victria en la Cámara Baja, cuestionó el nuevo acuerdo del Gobierno que incluye un bono compensatorio y lo calificó como "una nueva burla para el conjunto de los jubilados".

En ese marco, Bordet sostuvo que "es un acuerdo que satisface los requerimientos que se estaban planteando, con lo cual deja en muy buenas expectativas para la aprobación de la ley el lunes que viene", y aclaró que "sería un decreto que sería compensatorio inmediatamente de sancionada la ley". "Con esto se mantienen los derechos adquiridos y los jubilados no pierden absolutamente un peso". La Casa Rosada despachó al cónclave a los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne.

También participaron de la reunión los gobernadores Domingo Peppo (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

Tampoco existirían inconvenientes para conseguir el quórum. El bono es por única vez y el desfasaje del empalme no lo resuelve.

El legislador planteó que esa opción, que destrabó la negociación, "representa 700 pesos para los jubilados que cobran menos de 10 mil y tienen 35 años de aporte, unos 315 pesos para los que tienen 30 años de aporte y ganan menos de 10 mil; y van a darle 400 pesos a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH)", detalló.

Por otra parte, consideró que se dará "la paradoja de que en marzo los jubilados van a cobrar más que en abril porque después ya no habrá más compensaciones".

Para Rossi "es una vergüenza lo que hace (el presidente Mauricio) Macri porque la oposición al proyecto de ley ya quedó demostrada en todo lo que pasó el jueves pasado (en alusión a los incidentes en torno del Congreso) por lo que la movilización del lunes va a ser enorme, la bronca de los jubilados y los argentinos para con esta ley es creciente", evaluó.

El compromiso del Gobierno de compensar a través de un bono el "desfase" que se producirá en marzo por la aplicación de la nueva fórmula para calcular los incrementos jubilatorios y de la AUH, respecto de la fórmula anterior. Teniendo en cuenta los datos publicados por el gobierno esta ayuda económica alcanzará a más del 70% de los jubilados y al 100% de los que cobraban AUH.

La iniciativa que no se pudo tratar el jueves pasado en Diputados será debatida el próximo lunes, a partir de las 14.

Latest News