Dan golpe a indocumentados con redadas en los 7-Eleven

Derek Benner, un alto funcionario del Servicio de Inmigración de Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), dijo que la operación del miércoles "fue la primera de muchas" y un "presagio de lo que se viene" para los empleadores, dijo según AP.

El presidente de Donald Trump ha hecho del "combate" a la inmigración ilegal uno de sus principales ejes de gobierno.

(ICE) arrestaron al menos a 21 inmigrantes indocumentados en redadas realizadas este miércoles en las franquicias 7-Eleven.

Agentes federales de inmigración se dirigieron a casi 100 tiendas 7-Eleven en todo el territorio estadounidense para realizar auditorías e inspecciones este miércoles por la mañana.

Esta operación, hasta ahora, es de las más impactantes que se han dado bajo la presidencia de Trump contra los inmigrantes. "A partir de ahí, veremos si estos casos justifican una sanción administrativa o una investigación criminal", dijo Benner, jefe interino de las investigaciones sobre seguridad de ICE, que supervisa los casos contra los empleadores.

ICE realizó operativos en tiendas 7-Eleven en Washington, DC y en 17 estados: California, Colorado, Delaware, Florida, Illinois, Indiana, Maryland, Michigan, Misuri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Texas y Washington. Agentes dijeron que se trataba de una inspección federal en marcha, reportó The Associated Press.

Las auditorías y entrevistas con empleados de las tiendas podrían llevar a cargos penales o multas. Un chofer que entregaba un embarque de cervezas tuvo que esperar en el estacionamiento.

"No se va a limitar a compañías grandes, medianas o pequeñas, o alguna industria en particular", dijo.

En la tienda del barrio coreano de Los Ángeles, resultó que el administrador de la tienda estaba en Bangladesh, mientras que el dueño, contactado por teléfono, le dijo al cajero que aceptara los documentos que le entregaran los agentes. Dijo que habría más auditorías e investigaciones de empleo, aunque no hay un objetivo numérico específico.

Por su parte, 7-Eleven dijo en un comunicado que están al tanto de las acciones de ICE en diversas tiendas del país, y que cada tienda "es independiente y sus dueños responsables por sus empleados".

“Esta obligación requiere que las franquicias de 7-Eleven verifiquen la elegibilidad laboral en el territorio estadounidense para todos sus posibles empleados antes de contratarlos.

La compañía agregó que "toma en serio el cumplimiento de las leyes de inmigración y ha rescindido los acuerdos de franquicia de los franquiciados condenados por violar estas leyes".

Las contrataciones ilegales raramente son penalizadas criminalmente, en parte porque las investigaciones toman tiempo y las convicciones son difíciles porque los empleadores pueden argumentar que fueron engañados con documentos fraudulentos.

Latest News