El presidente se prepara para su primer examen médico

Donald Trump en el Salón Oval de la Casa Blanca el 10 de enero de 2018.                  REUTERS  Carlos Barria

Donald Trump en el Salón Oval de la Casa Blanca el 10 de enero de 2018. REUTERS Carlos Barria

La visita de Trump al Centro Médico Walter Reed, donde se someterá a su primer examen físico como mandatario, continúa una larga tradición de presidentes que reciben chequeos semi regulares para tranquilizar al público.

Antes de su cita médica, Trump pronosticó que iba a ir "muy bien", y dijo que estaría "muy sorprendido si no es así".

En más noticias relacionadas con la inmigración, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirá hoy con legisladores demócratas y republicanos en la Casa Blanca para debatir la financiación del muro fronterizo y el futuro de alrededor de 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados, conocidos como los soñadores (Dreamers). "El presidente goza de excelente salud y espero poder informar de algunos detalles el martes", dijo Jackson, que fue el médico del expresidente Barack Obama desde 2013.

Sus declaraciones se produjeron el mismo día que la prensa estadounidense debatía sobre la estabilidad mental del presidente, la cual quedó en duda en el libro Fire and Fury: Inside the Trump White House” (Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump), en el cual su autor, Michael Wolff, asegura que "cada uno de los miembros del staff de la Casa Blanca cuestiona la salud mental del mandatario".

Trump, de 71 años, tiene el récord de ser la persona más vieja que ha sido nunca elegida presidente de Estados Unidos, con los 70 que tenía en el momento de su elección en noviembre de 2016.

Un portavoz de la Casa Blanca ha dicho esta semana que la revisión médica que pasará Trump no incluirá un examen psiquiátrico.

El presidente no fuma y no bebe alcohol, pero consume hasta 12 latas de cola light al día, unos refrescos que pide con un botón rojo que hizo instalar en el Despacho Oval, según reportes de prensa. Anteriores revisiones médicas han incluido datos básicos como el peso, la presión sanguínea y los niveles de colesterol.

Según el libro "Let Trump be Trump", publicado por su exjefe de campaña Corey Lewandowski, el presidente puede estar hasta 14 horas sin comer para luego cenar cuatro hamburguesas de McDonald's y una tarta de chocolate.

Durante la campaña electoral, el médico de Trump en Nueva York, Harold Bornstein, aseguró que si su paciente ganaba las elecciones, "será el individuo más sano jamás elegido para la Presidencia".

Latest News