Obispo Barros no es una "oveja inocente" — Felipe Berríos

Un obispo chileno acusado de encubrir abusos celebró misa con el Papa

El Papa celebró misa en el parque O'Higgins ante 400 mil fieles. AP AP

"No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia", "El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, voy a hablar", aseveró antes de dar una misa en Iquique.

Sobre el espaldarazo que le entregó el pontífice a Barros, Goic señaló que "el papa tendrá sus razones profundas para que él siga como obispo de Osorno, yo respeto esa decisión", pero en su opinión Barros sólo debió haber estado en el encuentro de la Catedral Metropolitana.

Durante el recorrido previo a la misa, Francisco hizo detener el papamóvil para ayudar a una policía que se cayó del caballo.

La activa participación de Barros en las tres misas que el pontífice ofició en Santiago, Temuco e Iquique, pese a las acusaciones de haber callado los abusos que Karadima, generaron polémica.

El sacerdote que es sindicado por las víctimas de Fernando Karadima como encubridor de los hechos, provocó un lapidario comentario de Berrios, quien aseguró que "no creo que sea una oveja inocente". "Todo es calumnia. ¿Está claro?", dijo, con cierto fastidio, tras ser interpelado por una radio chilena, antes de ingresar a la misa que está celebrando antes miles de personas en Campus Lobito, al sur de esta ciudad del extremo norte de Chile, a la que asiste también Barros.

"Como si uno hubiera podido sacarse una selfie o foto mientras Karadima me abusaba a mi u otros con Juan Barros parado al lado viéndolo todo", dijo molesto.

Hoy en día y por esta situación, Barros es rechazado por parte de la feligresía, luego de su designación como obispo en 2015 en la ciudad de Osorno. Rossel es hermano de Jorge Marín, desaparecido a los 19 años, el 28 de septiembre de 1973. "Seguimos igual y su perdón sigue siendo vacío.", escribió en la red social.

Defendió al obispo Barros, acusado de encubrir abusos sexuales contra menores.

En su comunicado, el Cardenal O'Malley indicó que "es comprensible que las declaraciones del Papa Francisco de ayer (18 de enero) en Santiago de Chile han sido motivo de gran dolor para los sobrevivientes de abusos sexuales cometidos por el clero o algún otro perpetrador". "Las palabras específicas me las guardo en el corazón, pero fueron muy lindas", manifestó al ser abordado por la prensa en el aeropuerto de Iquique.

Latest News