El 41% de los mexicanos no pueden adquirir la canasta básica — Coneval

Casi 51 millones de personas no pueden adquirir la canasta básica con su ingreso

Casi 51 millones de personas no pueden adquirir la canasta básica con su ingreso

Así lo revela un reciente informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el cual sostiene que en 2017 aumentó el porcentaje de mexicanos con un ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo, debido al aumento en el precio de los alimentos y la caída de los salarios.

En 20 de las 32 entidades federativas aumentó el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral.

En la parte final del sexenio de Enrique Peña Nieto, el organismo estableció que el precio de los productos básicos que consumen los ciudadanos se disparó 9 por ciento en las grandes ciudades y 8.7 por ciento en las zonas rurales, mientras que el ingreso laboral real de los mexicanos se desplomó 2.5 puntos porcentuales.

La alta inflación de 2017, de 6.77%, revirtió los avances de combate a la pobreza que se observaron durante 2016.

Como consecuencia, la población con un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo aumentó de 40% a 41% en los últimos tres meses del año.

"Nos fue bien entre 2014 y 2016, algo que se reflejó en la baja inflación y los datos de pobreza de esos periodos, pero el aumento de la inflación en 2017 se está comiendo lo que se había ganado en ese tema", señala Hernández.

En contraste, se reportó una disminución trimestral de 1.8% en el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza, al pasar de 1.0767 a 1.0570 entre el tercer y el cuarto trimestre de 2017.

"Diciembre y enero es donde tenemos el mayor incremento por cuestiones de temporalidad y por cuestiones de clima; esperamos que para febrero y hacia abril se normalicen los precios de los productos".

Los estados que registraron una disminución de población en situación de pobreza salarial son: Zacatecas, Michoacán y San Luis Potosí.

En ambos casos, el incremento se encuentra por encima de la inflación reportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para el primer mes del año, que fue de 5.5 por ciento. Además de una disminución del 2.5% en el ingreso laboral real.

Ni el ITLP ni el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo constituyen mediciones de pobreza, toda vez que no incluyen todas las dimensiones y conceptos que señala la Ley General de Desarrollo Social.

Sin embargo, destaca que “sirve como señal preventiva de corto plazo sobre el ingreso laboral de las familias y su relación con el valor de la canasta alimentaria”.

El Coneval hace una división para analizar los niveles de pobreza, para obtener la canasta alimentaria, así como la no alimentaria urbana, es necesario que una persona tenga 2 mil 518.65 pesos mensuales; ésta última tiene un valor de mil 293.49 pesos.

Latest News