Porristas de Corte del Norte causan sensación en Pyeongchang 2018

El esquiatlón de los Juegos de Invierno llega al Doodle de Google

Kang considera una diplomacia creativa posterior a las olimpiadas tras la propuesta del Norte de una cumbre intercoreana

De ahora en adelante, las expectativas son altas frente a un posible giro diplomático permanente.

La banda, que regresó este lunes al Norte, ofreció un concierto el 8 de febrero en la ciudad surcoreana de Gangneung, una de las sedes de los Juegos, y otro tres días después en el Teatro Nacional de Corea de Seúl, al que asistieron Kim Yo-jong, la hermana del líder, y el presidente honorífico del Norte, Kim Yong-nam. "Es muy triste que ustedes no vean eso", rezó uno de los comentarios.

En este último caso se ubicaron en los cuatro costados del estadio en el que el equipo femenino de hockey de Corea estuvo integrado por ambas Coreas. "Entonces, Corea del Sur es uno de los pocos lugares en el mundo que está interesado en mejores relaciones, desde la elección del nuevo gobierno de Moon Jae-in, el año pasado", señala el experto.

Las informaciones de KCNA sugieren que el líder norcoreano desea concretar este acercamiento, ya Kim indicó que sentía que es "importante continuar teniendo buenos resultados, animando aún más el cálido clima de reconciliación y de diálogo".

El incidente pone de relieve la amenaza de posibles ciberataques, a pesar de que Corea del Sur organizó un equipo de expertos con bastante antelación al inicio del evento.

Vestidas con pantalones y anoraks rojos, con los colores de Corea del Norte, sonrieron todo el tiempo y consiguieron que los espectadores hicieran la ola durante la competición. "Estamos utilizando la presión máxima sobre Corea del Norte de varias maneras", agregó. "Lo ven como algo temporal y temen que tan pronto como terminen los juegos, volverán a las pruebas de armas nucleares", mientras que otros lo ven con la esperanza del deshielo, comenta.

Latest News