EEUU acusa a Rusia de ciberataque "destructivo" sin aportar evidencias

El Gobierno inglés remarcó que no tolerará una

El Gobierno inglés remarcó que no tolerará una"actividad cibernética maliciosa. EFE ARCHIVO

Según Washington, este ciberataque "formaba parte del actual esfuerzo del Kremlin para desestabilizar a Ucrania y muestra de manera todavía más clara la implicación de Rusia en el conflicto en curso".

El Gobierno de Donald Trump ha advertido de que habrá "consecuencias internacionales" para este "ciberataque imprudente e indiscriminado", aunque no ha precisado cuáles.

"Hemos entrado en una nueva era de conflicto en la que asistimos a una destructiva y mortífera combinación de poderío militar convencional con maliciosos ataques cibernéticos", señaló el ministro de Defensa británico, Gravin Williamson, al tiempo que denunciaba los planes de Rusia para "minar nuestras democracias apuntando contra estructuras fundamentales y utilizando la información como arma". "Su objetivo es continuar con una campaña rusófoba", declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Principalmente perturbó a empresas transnacionales e infraestructuras vitales, como controles en el sitio del accidente nuclear Chernobyl y los puertos de Bombay y Amsterdam.

La versión estadounidense es que el ataque afectó no solo a Ucrania y al resto de Europa, como indican los británicos, sino también a Asia y América.

El secretario de Exteriores, Tariq Ahmad, dijo que "el gobierno de Gran Bretaña concluye que el gobierno de Rusia, en concreto el ejército ruso, fue responsable del destructivo ciberataque NotPetya de junio de 2017". Se extendió a empresas con vínculos comerciales con Ucrania, incluyendo la farmacéutica estadounidense Merck, la firma de logística danesa A.P. Moller-Maersk y la filial de FedEx TNT.

Rusia negó la acusación, diciendo que era parte de una campaña "rusófoba" que estaría siendo librada por algunos países occidentales.

Los bancos ucranianos, e incluso el sistema de control del sensible emplazamiento de Chernóbil, también se vieron afectados por lo que las autoridades de Kiev calificaron de ataque sin precedentes. "Gran Bretaña y sus aliados no tolerarán ciberataques", añade.

Latest News