Autor de masacre en Florida pide perdón a familia que lo acogió

Autor de masacre en Florida pide perdón a familia que lo acogió

Autor de masacre en Florida pide perdón a familia que lo acogió

Nikolas Cruz, de 19 años, permaneció en silencio durante su primera comparecencia en persona en la Corte de Circuito del Condado de Broward, cuatro días después de una primera aparición ante el tribunal en videoconferencia desde la cárcel. Cruz se había quedado sin padres y era amigo del hijo de los Snead, que aceptaron albergarlo.

James, de 48 años, es un veterano condecorado del ejército y un analista de inteligencia militar que trabajó en Oriente Medio entre 1988 y 1996. Según ha trascendido, su perfil es el de un joven con muchos problemas, que había sido expulsado de la escuela el año pasado por "razones disciplinarias".

"Teníamos a este monstruo viviendo bajo nuestro techo y no lo sabíamos", dijo Kimberly Snead al South Florida Sun Sentinel en una entrevista el sábado.

El adolescente fue capaz de comprar un rifle de asalto AR-15, pese a las numerosas alertas que recibieron varias agencias -incluido el FBI-, que fallaron en su actuación.

James Snead, exmilitar, dijo que una de las condiciones que le impusieron a Cruz para mudarse a la casa fue comprar una caja fuerte para guardar sus armas y que pensaba que él tenía la única llave, por lo que el joven no podía utilizarlas sin su permiso.

Según la familia Snead, Cruz era solitario, con un comportamiento extraño y socialmente inadaptado pero que no mostraba signos de violencia.

Cuando Cruz se mudó a la casa de los Snead, ellos tuvieron que enseñarle necesidades básicas, incluyendo cómo cocinas, usar el microondas, hacer la lavandería y levantar sus cosas, dijeron. Nikolas vivía con ellos desde noviembre de 2017, tras la muerte de su madre adoptiva.

Cinco días antes del tiroteo, Kimberly Snead llevó a Cruz a la consulta de un terapeuta que ella había estado viendo.

La familia dijo que Cruz no era cruel con los animales y que parecía adorar a los dos perros y seis gatos de la familia. Iba vestido con una bata de hospital, llevaba esposas y estaba rodeado de policías.

"Dijo que lo sentía". "Y es la última vez que le vimos".

Latest News