Capturan red de testaferros de las Farc que tenían como fachada supermercados

Incautan supermercados de cadena a las Farc

Los 60 supermercados que le expropiaron a las Farc

Así lo confirmó la Fiscalía en un comunicado en el que explican quiénes y cómo llegaron esos almacenes de cadena a las manos de la exguerrilla. Todo esto, valorado por 650 mil millones de pesos, fue sometido a extinción de dominio. A través de dichos testigos habrían identificado la red de testaferros, lo cuales usaban los supermercados que funcionan en Bogotá, Chía, Cota, Fusagasugá, Facatativá, Girardot, La Calera, Madrid, Mosquera, Silvania, Tolima y Quindío.

"Los hermanos se habrían prestado para fungir como dueños de estos supermercados que, en los años ´90, eran propiedad de un empresario que fue víctima de secuestro, además de aparecer como propietarios de otras sociedades que llamaron la atención por su rápido e inexplicable crecimiento económico", indicó la Fiscalía.

Además de ellos, otros bienes estaban bajo el poder de la familia Chaux González, presuntos testaferros de alias el negro Acacio.

Los testimonios recopilados en las investigaciones, le permitieron a la Fiscalía evidenciar la relación de la familia Chaux González, con la entonces organización insurgente en la que fue llamada la antigua zona de distensión o de despeje en los fracasados diálogos de paz con el expresidente Andrés Pastrana. Incluso determinó que María Ana Bertilda Urrea de Mora, madre de los dueños de los supermercados, fue reconocida como amiga cercana de alias el Mono Jojoy. También el que Norberto Mora Urrea y su hermano Luis Alirio Mora Urrea frecuentaban los campamentos de los frentes 51, 53, y 55 de la compañía Abelardo Romero de las Farc.

La Fiscalía agregó que los supermercados, que al parecer sirvieron "como red de abastecimiento" para la guerrilla, "al tiempo que servían como fachada para el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas", se caracterizaban por vender productos con precios muy por debajo del valor comercial.

"Por citar algunos ejemplos, dos bolsas grandes de jabón de loza eran ofrecidas en $9.800, mientras que en grandes superficies cuesta $10.390 la unidad".

Pero las alianzas no solo eran comerciales.

Tras la imputación de cargos, los tres hermanos Mora Urrea, no aceptaron los delitos imputados por la Fiscalía y se declararon inocentes, por lo cual el ente investigador solicitó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de los procesados.

Latest News