El conflicto entre Serbia y Kosovo ha retrasado tu despertador seis minutos

El conflicto entre Serbia y Kosovo ha retrasado tu despertador seis minutos

El conflicto entre Serbia y Kosovo ha retrasado tu despertador seis minutos

Por primera vez en la historia, todos los impuntuales tienen una verdadera excusa por haber llegado tarde al trabajo o a la escuela en Europa, ya que una disputa entre Serbia y Kosovo provocó que la red eléctrica de casi todo el continente presentara fallas, causando que los relojes de varios países se retrasaran 6 minutos. Y la razón del desaguisado hay que buscarla en los Balcanes.

Estos relojes pueden ser, por ejemplo, los despertadores digitales, los relojes de los microondas o de algún aparato de la cocina, que funcionan directamente conectados a la electricidad.

El problema está siendo causado por una disputa política entre Serbia y Kosovo que está alterando la cantidad de energía presente en la red europea. Los reajustan, pero el problema persiste y está en las subidas y caídas que está experimentando la red eléctrica de la que se alimentan esos electrodomésticos.

El sistema eléctrico europeo está interconectado, de forma que, cuando se produce un desequilibrio en algún punto, la frecuencia estándar (50 Hz) baja ligeramente, según las explicaciones de la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad.

La desviación de frecuencia ha sido lo suficientemente fuerte como para que los relojes eléctricos, que la toman como referencia (en contraste con los relojes de cuarzo), se hayan retrasado seis minutos desde mediados de enero. El último capítulo de la Guerra de los BalcanesSegún fuentes citadas por AFP, el litigo se centraría en la alimentación eléctrica de uno de los enclaves serbios de Kosovo, territorio cuya independencia no reconoce Serbia desde 2008 y cuyo acceso a la red pasa por Belgrado. "No existen riesgos en términos de seguridad del suministro, pero la calidad de la frecuencia sufre por este problema de alimentación". La europea funciona a una frecuencia de 50 hercios (Hz).

En Pristina, el director adjunto de KOSTT, Kadri Kadriu, explicó, por su parte, el problema por el suministro eléctrico no facturado del norte de Kosovo, una zona habitada por unos 40.000 serbios y que escapa al control de las autoridades kosovares. La media registrada desde mediados de enero es de 49,996 hercios, de ahí los retrasos en los relojes.

El problema no se soluciona ajustando de nuevo el reloj, avisa Iwens. EMS, que proporciona la potencia al operador kosovar, asegura que este volvió a respetar lo acordado el 3 de marzo, por lo que la normalidad debería volver al servicio en breve.

Latest News