Putin condena el ataque pero no amenaza con represalias

El presidente de Rusia Vladímir Putin visita el pabellón de la cosmonáutica en el Centro Panruso de Exposiciones Moscú el 12 de abril de 2018

"Es de interés para toda la humanidad: la promesa de Putin sobre el espacio Sputnik Sergey Guneev

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, calificó ayer a través de un comunicado el ataque sobre Siria perpetrado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia como un "acto de agresión", destacó el periódico español La Vanguardia.

El líder ruso calificó de "acto de agresión contra un Estado soberano" el ataque lanzado esta madrugada por EU, Reino Unido y Francia contra instalaciones militares y civiles del régimen de Bashar al-Ásad, en represalia por el supuesto uso de armas químicas en la ciudad siria de Duma, en las afueras de Damasco.

El agravamiento actual de la situación en torno a Siria tiene un impacto devastador en todo el sistema de relaciones internacionales. "La historia pondrá todo en su lugar, y ya ha depositado en Washington una pesada responsabilidad por las masacres de Yugoslavia, Irak y Libia", ha aseverado Putin. "Estados Unidos y sus aliados, sin ninguna prueba y antes incluso de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tomara una posición, llevaron a cabo esta acción militar (.) contra Siria y son responsables de las consecuencias regionales", dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Bahram Ghasemi, en un mensaje en Telegram.

"Ni un sólo vecino de la zona ha confirmado el ataque químico" denunciado por la ONG Cascos Blancos, afirmó el presidente de Rusia, que ya ha desplegado a su policía militar y a sus expertos en Duma, recuperada esta semana por las fuerzas de Asad.

Rusia se había "negado" a suministrar esos misiles a Siria hace unos años, agregó, "teniendo en cuenta la solicitud apremiante de algunos de nuestros socios occidentales".

Por otro lado, Rusia dispuso que sus unidades antiaéreas en Siria estén en movimiento permanente ante otro posible ataque por parte de EE.UU y los países que lo acompañan, informó el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General ruso, Serguéi Rudskói.

Al lanzar su ataque, Washington y Londres y Paris argumentaron que con ello buscan impedir al gobierno sirio el uso de armas químicas contra su población, algo que de ninguna forma pudieron demostrar las naciones agresoras.

El ejército sirio dijo que la coalición disparó unos 110 misiles contra sitios militares sirios en Damasco y en otros lugares, pero la mayoría de los misiles fueron destruidos por el sistema de defensa aérea sirio.

En la misma línea, Egipto expresó "gran preocupación" por las consecuencias de "seguridad del pueblo sirio y la amenaza a los entendimientos alcanzados en la determinación de las zonas de distención" en Siria tras el ataque de Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Latest News