Cuba condena ataque de EE.UU. contra Siria

Bruno Rodríguez Parrilla arriba a Per

Cuba no aceptará amenazas ni chantajes del gobierno de Estados Unidos

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, recordó este sábado en Lima la responsabilidad de Estados Unidos en los abusos más brutales ocurridos en este continente y afirmó que su vacío moral no puede ser referencia para América Latina y el Caribe.

"El vicepresidente parece mal informado, ignora la realidad u oculta la verdad", respondió Rodríguez Parrilla a las denuncias de que en Cuba y Venezuela no se respetaban los derechos humanos ni la democracia.

'Es nada democrático atacar a Venezuela y mencionar al presidente Nicolás Maduro cuando ha sido excluido y no está aquí para responderle', le reprochó el titular al acusar a Washington de recurrir a la Doctrina Monroe (1823) en su relación de sojuzgamiento con los gobiernos latinoamericanos.

Asimismo, expresó "rechazo" a las aseveraciones respecto a Cuba y al gobierno de Venezuela.

Igualmente, es donde mueren más estudiantes por armas de fuego, mientras el gobierno recibe millones de dólares de quienes defienden esa industria, además de que es el país que acoge el centro del lavado de activo financiero y contrabando de armas hacia el sur que desestabiliza a países enteros.

La firme réplica del Canciller cubano apuntó a las decenas de millones de dólares recibidos por "el lobby de las armas" y por un senador miamense, a quien se ha pagado con no menos de tres millones de dólares por el mismo concepto.

Si a su Gobierno le interesaran el bienestar, los derechos humanos y la libre determinación de los cubanos, podría levantar el bloqueo, colaboraría con nuestra cooperación internacional, en vez de sabotearla, y daría fondos a los programas de colaboración médica y de alfabetización en el mundo, argumentó.

A las referencias insultantes contra Cuba de Pence, Rodríguez Parrilla dijo que respondería con el texto de la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz, firmada en la Habana en el 2013 por los países miembros de la CELAC, cuyos principios incluyen el derecho inalienable de los pueblos y los estados a darse su propio sistema político, económico, social y cultural.

Esta acción unilateral, al margen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, constituye una flagrante violación de los principios del Derecho Internacional y de la Carta de esa organización y constituye un atropello contra un Estado soberano, que agudiza el conflicto en el país y en la región.

Sorprende, añadió, que tantas décadas después haya Pence venido a usar el mismo lenguaje que llevó a gobiernos de entonces a realizar esa atrocidad.

Latest News