Por ahora no se prevén más ataques a Siria, según Reino Unido

Por ahora no se prevén más ataques a Siria, según Reino Unido

Por ahora no se prevén más ataques a Siria, según Reino Unido

La principal crítica que enfrentó May fue por haber tomado la decisión de atacar militarmente otro país sin la aprobación del Parlamento, como establece el derecho interno y sin la autorización del Consejo de Seguridad, como requiere el derecho internacional.

Durante su entrevista, Johnson criticó también las declaraciones del viernes pasado del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en el sentido de que Reino Unido organizó el ataque químico de la semana pasada en Douma, las cuales -afirmó- son "completamente absurdas y trastornadas".

Asimismo, el documento recogió las palabras de la primera ministra británica, Theresa May, quien calificó de "acertado y legal que la comunidad internacional haya intervenido a fin de enviar ese mensaje clarísimo".

Siria y Rusia han negado las acusaciones, calificándolas de "escenificadas" y "fabricadas".

May hará una declaración sobre la intervención ante la Cámara de los Comunes el lunes, pero los parlamentarios de la oposición se han alineado para pedir un debate más profundo y una posible votación retrospectiva de la acción, lo que pondría a prueba la posición de la mandataria.

Johnson dijo que May y su gabinete tuvieron que actuar rápidamente contra Siria, por lo que no podían arriesgarse a convocar al parlamento para que regresara de sus vacaciones, y agregó que había precedentes que apuntaban a la necesidad de actuar así. Cuando esto ocurre, dijo, el gobierno tiene que acercarse al Parlamento en la primera oportunidad.

El programa de Andrew Marr también entrevistó al líder de la oposición, Jeremy Corbyn, quien condenó que el gobierno de Reino Unido haya participado en los ataques aéreos contra Siria sin que antes el tema haya sido debatido y aprobado por el Parlamento. El legado del ex primer ministro Tony Blair quedó empañado por su decisión de unirse a la guerra contra Irak, especialmente después de que una investigación concluyera que la decisión de atacar el país asiático se basó en información falsa.

Las encuestas de opinión sugieren que la mayoría de los británicos, todavía afectados por el conflicto en Irak, no apoya la acción militar, y uno de Survation realizado después de los ataques indicaba que el 40 por ciento de las 2.060 personas encuestadas se oponía a la intervención.

"Agradecemos a Perú por unirse a nosotros en la fuerte condena del uso de armas químicas", señaló el Chargé d'Affaires de la Embajada Británica en Lima, Colin Gray.

Latest News