Él donó sangre todas las semanas durante 60 años

Donador de sangre que ha salvado a 2.4 millones de bebés, donará sangre por última vez

Un hombre dona sangre todas las semanas durante 60 años para salvar la vida de millones de bebés

El octogenario ha recibido el apodo de "El hombre con el brazo de oro". Según cuenta el Sydney Morning Herald, cuando Harrison se sentó en la silla de donación, cuatro globos plateados de mylar, 1 1 7 3, se balancearon sobre él, representando sus 1.173 donaciones totales de sangre durante su vida.

La enfermedad de Rhesus, ocurre cuando una madre con sangre RhD negativa ha sido sensibilizada a sangre positiva Rhesus (RhD), y su feto tiene sangre RhD positiva heredada del padre. Los investigadores buscaron en los bancos de sangre para ver quién podría contener este anticuerpo, y encontraron un donante en Nueva Gales del Sur: James Harrison.

Harrison continuó donando durante más de 60 años, y su plasma se ha utilizado para producir millones de inyecciones Anti-D, según la Cruz Roja.

En declaraciones a CNN en 2015, Harrison dijo que después de su operación, su padre le dijo que extraños le habían salvado la vida al dar su sangre. Desde ese momento decidió donar sangre cada vez que pueda y lo hizo desde que cumplió los 18 años, la edad legal para donar sangre en Australia, a pesar de su aversión a las agujas.

Harrison tiene un raro anticuerpo en su sangre que es usado para la elaboración de Anti-D, una medicación que previene la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Los médicos esperan que esta historia anime a más personas a ser donantes de sangre, y que con suerte, haya otro James Harrison entre ellos. Se cree que es una de las 50 personas en Australia con esta composición sanguínea.

Habla de un extraordinario ser humano, que derivado de una enfermedad a temprana edad, que lo llevó a recibir múltiples transfusiones de sangre para salvar su vida, se convirtió en un héroe, que ha salvado a millones de recién nacidos, solo por el afán de ayudar a los demás, al decidir que donaría sangre en retribución de haberla recibido para salvar su vida. "Él mismo era un dononte, así que dije que cuando yo fuera lo suficiente mayor, me convertiría en un donante de sangre", contó Harrison. Su sangre en realidad es utilizada para producir un medicamento que salva vidas al ser administrado a madres cuya sangre está en riesgo de atacar a sus bebés no natos. "Las mujeres experimentaban numerosos abortos y los bebés nacían con daño cerebral", señaló Falkenmire.

El plasma de la sangre donada por Harrison permitió crear Anti-D.

"Cada ampolla de Anti-D hecha en Australia tiene a James en ella", dijo Robyn Barlow, el coordinador del programa Rh que reclutó a James, el primer donante del programa. En 1999, fue galardonado con la Medalla de la Orden de Australia en reconocimiento a sus logros. Hizo 1.100 donaciones y benefició a 2.4 millones de bebés.

"Siento mucha humildad cuando me dicen 'has hecho esto o aquello, eres un héroe", dice Harrison. "Es uno de mis talentos, probablemente mi único talento, es que puedo ser un donador de sangre", agrega.

Latest News