Comienza en Alemania juicio por ventas ilegales de armas a México

JUZGAN EN ALEMANIA A TRAFICANTES DE ARMAS A MÉXICO

Empleados de Heckler & Koch presentados en tribunales por exportaciones de armas a México

Seis ex empleados de la empresa productora de armas alemana Heckler & Koch fueron acusados por la Fiscalía de más de una docena de violaciones de la ley de control de armamento de guerra y de exportaciones. El sexto, un antiguo representante de la compañía que sigue viviendo en México, se encuentra enfermo y no podrá asistir al juicio, dijo su abogado.

Seis ex-empleados del fabricante alemán Heckler & Koch serán juzgados esta semana por la presunta venta ilegal de varios miles de fusiles de asalto G36 y de piezas accesorias a México entre 2006 y 2009. Según la acusación, las armas fueron utilizadas en las regiones más inestables de la nación latinoamericana, donde según la legislación alemana, está prohibido el envío de armas.

Los imputados estaban al corriente de estas circunstancias cuando organizaron las exportaciones, de las cuales "esperaban ingresos considerables", dijo el fiscal jefe Karlheinz Erkert. Argumentaron que la mercancía fue enviada a un depósito de las autoridades mexicanas y que con ello se había cerrado la operación de venta. Fuera de la sala se congregó medio centenar de manifestantes.

"Según los documentos que tenemos, el general Humberto Aguilar en su calidad de director de DCAM pidió dinero por cada arma que vendía Heckler & Koch, 25 dólares por cada fusil tipo G-36 y 20 dólares por cada pistola", afirmó el activista Jürgen Grässlin, quien realizó la primera demanda en contra de la compañía en 2010, según reportó la página Deutsche Welle.

Latest News