Murió la hija del campeón olímpico de esquí, Bode Miller Actualidad

Bode Miller en una

Bode Miller en una

Logró la gloria como campeón olímpico y tetracampeón del mundo de esquí alpino, pero la vida le reservó la situación más difícil: su hija de sólo 19 meses Emeline Grier murió ahogada tras caerse a la piscina de unos vecinos.

Junto a ello compartió una serie de fotos y videos para recordar a su hija de la mejor forma posible dentro de tanto pero tanto dolor.

La noticia es un duro palo para Miller, que tiene otros tres hijos, y su pareja, la jugadora de voleibol Morgan Beck, que se encuentra embarazada de varios meses del que será el tercer hijo de la pareja en común.

Los paramédicos llevaron a la bebé al hospital pero no pudieron impedir su fallecimiento.

"Nunca pensamos que experimentaríamos un dolor como este".

Además, el atleta norteamericano expuso que: "su amor, su luz, su espíritu, nunca será olvidado". Nuestra pequeña amó la vida y vivió cada día al máximo. Nash Skan Miller, el primer hijo de Bode y Morgan, nació en mayo de 2015.

"La familia pide que se respete nuestra privacidad en un momento tan doloroso", agregó.

Tras el mensaje, el mundo del esquí mandó sus condolencias a Miller a través de mensajes por Twitter e Instagram.

Bode Miller, de 40 años, es el esquiador más condecorado de la historia de los Estados Unidos, con seis medallas en los Juegos de Invierno de 2002, 2010 y 2014, incluido un oro en su primera participación.

Después de que se diera a conocer la terrible noticia, la familia de este deporte invernal se ha volcado en apoyo al esquiador más veterano en colgarse una medalla olímpica -tenía 36 años cuando se coronó en Socchi-.

Latest News