Llegó caminando a su propio velorio — Insólito

Ramón llegó a su casa y SORPRESA su familia lo

Ramón llegó a su casa y SORPRESA su familia lo"lo estaba velando

Tanto fue así que el médico forense, tal y como indica TN, expidió un certificado de defunción a su nombre. Pero en realidad, el muerto a quien velaban era él. Tal como dice la canción, el joven no estaba muerto, aunque - en este caso- tampoco estaba de parranda. El cadáver que no se encontraba identificado, fue reconocido en la morgue por familiares de Juan Ramón Alfonzo (20), que llevaba tres día desaparecido.

La noticia del caso se volvió viral, luego de trascender desde uno de los asentamientos más probres del norte de Asunción, llamado Santa Teresa, en las afueras de la ciudad Pedro Juan Caballero, a 600 kilómetros de la capital paraguaya.

Tras los trámites de rigor se entregó el cuerpo a los familiares, quienes lo llevan a velar en la humilde vivienda, sin pensar lo que horas después iba a ocurrir.

El episodio sucedió domingo 17 de junio y dejó a todos con la boca abierta cuando el "difunto" llegó caminando a su propia casa, donde se encontró con un cuadro desolador.

Finalmente, el cadáver que estaba siendo velado fue devuelto al Ministerio Público para determinar su real identidad, aunque según los primeros informes tendría entre 20 y 30 años, mientras que además de haber sido totalmente calcinado, presenta un corte profundo con arma blanca. Como la policía encontró un cuerpo calcinado de identidad desconocida, los familiares creyeron que era de Penayo y le organizaron un velorio para luego llevarlo al cementerio.

Latest News