"Turbas sandinistas" atacan barrio indígena que se declaró en rebeldía en Masaya

La rebelde Masaya se alzó y exige la renuncia de Ortega en Nicaragua

“Turbas sandinistas” atacan barrio indígena que se declaró en rebeldía en Masaya

En tanto, en declaraciones a medios oficiales, la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, llamó a detener "esta ola de odio, de terrorismo, atrocidades sin límites" y dijo que Ortega "está empeñado en trabajar para frenarla".

En Masaya, 35 kms al sur de Managua, los pobladores levantaron nuevas barricadas en algunos barrios durante la noche, mientras que en el casco central recorrieron las calles camionetas con hombres armados, según testigos.

Mientras, el representante de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, llegó ayer a Nicaragua para reunirse con las autoridades acompañado de una pequeña delegación y fue recibido por la embajadora de EU en el país, Laura Dogu.

Según informó el martes el director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Álvaro Leiva, tres personas murieron y más de 40 resultaron heridas a manos de fuerzas policiales y paramilitares que pretenden retomar el control de esa localidad ocupada por manifestantes anti-gobierno desde hace más de tres semanas.

El ataque ocurrió luego de que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) suspendiera el diálogo hasta que el gobierno incluya a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y la Unión Europea (UE) para investigar los hechos de violencia.

Esa convocatoria se había acordado entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia el pasado viernes, luego de que el diálogo pasara varios días suspendido por el recrudecimiento de la violencia.

En su cuenta de Twitter, el obispo católico Silvio Báez escribió más temprano: "Me informan que en el hospital de Masaya ya hay dos heridos en tórax y abdomen y alguno más por ataques en las cercanías del Coyotepe".

Pero la alianza opositora, que reúne a sectores de la sociedad civil, se retiró el lunes de las mesas de diálogo tras criticar al gobierno por el incumplimiento de ese acuerdo.

Los participantes tenían ahora previsto discutir el levantamiento de los bloqueos de las vías, el adelanto de las elecciones de 2021 a marzo de 2019 y reformas en el poder judicial.

"INVITACIÓN. "¡Presionen a Ortega, ayúdenos, Monimbó no se toca!

"Este gobierno tiene que demostrar voluntad política". El lunes, la población dijo que temía un "ataque inminente". "Quedó claro quienes son los culpables y estamos a la espera de la reunión que sostendrá mañana con el genocida", agregó el joven, al referirse a un encuentro entre Trujillo y Ortega.

Una vez que arrasaron con la zona, ubicada entre Managua y Masaya, las fuerzas del gobierno desmontaron el tranque, uno de los más grandes del país, compuesto por más de 30 barricadas.

Las protestas comenzaron contra una reforma a la ley de seguridad social -ya retirada por el gobierno- y se fueron extendiendo para pedir la salida de Ortega, un ex guerrillero de 72 años con 11 años en el poder, que combatió a la dictadura de Anastasio Somoza en 1979.

Latest News