Menos crecimiento por apretón financiero y más ajuste fiscal — FMI

Tensiones comerciales pueden descarrilar recuperación económica FMI

FMI reduce pronóstico de crecimiento de México a 2,7% en 2019

"Esas posiciones las apoyamos mucho y están en el interés de México", dijo a los medios de comunicación mexicanos el funcionario del FMI.

La perspectiva de crecimiento de la economía mexicana parece afectada por las tensiones comerciales con EEUU, la larga incertidumbre sobre el desenlace de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y las especulaciones sobre las políticas económicas del nuevo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que comenzará el 1 de diciembre. En su informe, no obstante, el FMI mantuvo sus previsiones de crecimiento económico mundial en el 3,9 %, tanto para este año como para 2019, las mismas cifras que calculaba en abril, a pesar de sus advertencias sobre los riesgos de la escalada en la tensión comercial de los últimos meses. Obstfeld dio a conocer que la proyección del FMI asume que las negociaciones entre los tres socios del acuerdo concluirán en 2019, al advertir que un fracaso podrá tener severos impactos en las cadenas de abasto en sectores como la industria automotriz.

En su blog, en el sitio del Fondo Monetario Internacional, Obstfeld abundó que "En medio de las crecientes tensiones que rodean el comercio internacional, la expansión mundial general que comenzó hace más o menos dos años ha perdido el ímpetu y el equilibrio".

El Fondo también redujo sus pronósticos de crecimiento para este año en los países de la zona euro, Japón y Reino Unido, citando un desempeño del primer trimestre más débil a lo esperado, junto con condiciones financieras más ajustadas, en parte debido a la incertidumbre política. Por el contrario, el PIB continúa creciendo con más rapidez que el potencial y la creación de empleo sigue siendo robusta en Estados Unidos, en gran medida gracias a los recientes recortes de los impuestos y el aumento del gasto público.

Aún así, dijo que el ritmo de crecimiento se estaba desacelerando.

En su actualización de las previsiones económicas de abril, la entidad revisó a la baja de 0,4 punto porcentual, de 2,0% a 1,6%, su previsión de crecimiento de la economía de América latina y el Caribe para este año, pero no especifica sus proyecciones de rebaja de crecimiento para la Argentina. Mantenemos invariable el pronóstico de 2.2% de crecimiento en 2019 para ellas.

"China seguirá creciendo tal como preveíamos". Dentro del conjunto de las economías de mercados emergentes, las revisiones al alza y a la baja en gran medida se compensan. "En África, sucesos negativos como el conflicto civil o los shocks meteorológicos podrían intensificar la presión a la emigración, sobre todo hacia Europa.".

Latest News