Erdogan: EE.UU. empuja a Turquía a buscar nuevos aliados

El comunicado de la institución llegó minutos después de que advirtiera que tomaría "todas las medidas necesarias" para garantizar la estabilidad financiera.

La lira turca cayó más de un 16%, alcanzando mínimos históricos frente al dólar como resultado de las tensiones con Estados Unidos sobre varios asuntos, que incluye la detención de un pastor norteamericano y la cooperación de Washington con la milicia kurda siria en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El efecto dominó de esta crisis turco-estadounidense evidencia sobre todo el nivel de vulnerabilidad frente al dólar, y más de manera general frente a los inversores extranjeros de las economías emergentes.

La divisa reducía sus pérdidas de las últimos días después de los comentarios de Albayrak y el anuncio del banco central, y cotizaba a 7,00 unidades por dólar a las 1146 GMT.

El presidente de Turquía acusa a EE.UU.de querer golpear a Turquía 'por la espalda' y atribuye a un 'complot' de Washington el desplome de la lira turca.

En esta misma línea, ha advertido de que si Washington no cambia su política unilateral e irrespetuosa, Ankara empezará a buscar nuevos amigos y aliados. "Esta es una batalla doméstica, nacional", dijo Erdogan a una multitud en la ciudad de Bayburt, en el noreste del país.

Las relaciones entre EEUU y Turquía atraviesan un período de tensiones, en particular debido al caso del pastor estadounidense Andrew Brunson. Pero el país se encuentra sumido en una preocupante inestabilidad económica.

De acuerdo con datos de Ministerio turco de Comercio, el país euroasiático exportó el año pasado hierro, acero y aluminio a Estados Unidos por valor de 1,100 millones de dólares, lo que supone el 0.7 por ciento de todas las exportaciones turcas. Pero en un entorno ya difícil, por las políticas monetarias más restrictivas en Europa y, especialmente, en Estados Unidos, los crecientes temores de los inversores no hacen sino agravar el problema.

El religioso fue encarcelado en octubre de 2016 por sus presuntos vínculos con el movimiento del clérigo islamista Fethullah Gulen y por apoyar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, reconocido como terrorista por Ankara. Erdogan ha afirmado que aquellos que organizaron y participaron en la fracasada asonada intentan ahora conspirar contra Turquía a través de la economía, aunque se ha abstenido de mencionar a ningún país.

Latest News