Sacerdotes de Pensilvania abusaron de más de 1000 niños

Un terremoto eclesiástico sacude a Pensilvania.

Como consecuencia del presunto encubrimiento, casi todos los casos son demasiado antiguos como para ser juzgados, ya que la mayoría son anteriores al año 2000.

Una vasta investigación judicial en Estados Unidos halló evidencia creíble contra más de 300 curas abusadores e identificaron a más de mil víctimas menores de edad en décadas de abuso sexual encubierto por la Iglesia católica en Pensilvania.

El gran jurado señaló que considera que el número real de niños objeto de abuso podría ser de miles, ya que se perdieron algunos registros y las víctimas tuvieron miedo de presentarse.

El reporte indica que algunos de los menores fueron "manipulados con alcohol o pornografía" y que "a algunos les hicieron masturbar a sus agresores o fueron manoseados por ellos".

"Hoy, los habitantes de Pennsylvania pueden conocer el alcance del abuso sexual en las diócesis y, por primera vez, podemos comenzar a comprender el encubrimiento sistemático por parte de los líderes de la iglesia", dijo el martes el fiscal general de Pennsylvania, Josh Shapiro, en una conferencia de prensa en Harrisburg. "Algunos fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente", denuncia el texto.

El documento de casi 1.400 páginas publicado por la Corte Suprema de Pensilvania describe el comportamiento de los sacerdotes pedrastras de seis de las ocho diócesis del Estado, entre las que se encuentran Harrisburg, Pittsburgh, Allentown, Scranton, Erie y Greensburg. También incluye alegaciones de que los líderes de la Iglesia Católica cubrieron los crímenes y obstruyeron la justicia para evitar el escándalo.

El panel concluyó que una sucesión de obispos católicos y otros diocesanos trataron de defender a la Iglesia de una mala imagen pública y de demandas financieras al encubrir casos de abusos, negándose a denunciar casos ante la policía o persuadiendo a las víctimas de que guardaran silencio sobre lo sucedido.

El fiscal Shapiro narró algunos detalles de los abusadores, como que le entregaban cruces de oro a los niños abusados para distinguirlos de los otros.

El informe detalla diferentes tipos de agresiones sexuales, como el de un sacerdote que violó a una niña en el hospital después de que le extirparon las amígdalas u otro al que se le permitió continuar ejerciendo después de haber dejado embarazada a una menor de 17 años, con la que se casó y de la que luego se divorció. El líder reliogoso lo felicita por ser una persona "sincera" y por lograr "avanzar en su adicción". La destacada figura en la iglesia estadounidense presentó su dimisión al Papa Francisco después de que se le acusara de abusar sexualmente de niños y adultos desde el inicio de su vida religosa, hace medio siglo atrás.

Latest News