Mil menores han sido víctimas de "sacerdotes depredadores" sexuales, según informe

Investigación acusa a 300 curas de pedofilia e identifica más de 1.000 víctimas

Más de 300 sacerdotes acusados de abuso sexual en Pensilvania

"Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía", señala el informe de mil 400 páginas.

El documento contiene más de 1300 páginas que contiene relatos detallados de algunos sacerdotes acusados.

La reacción se conoce después de la divulgación, el martes, de un informe del ministerio público que denuncia a cientos de sacerdotes católicos que en ese estado norteamericano abusaron de miles de niños desde los años 40 hasta hoy.

Es necesario combatir contra este crimen "para garantizar -afirma la diócesis de Scranton- que ningún niño sea víctima de abusos y que ningún culpable sea protegido".

En la investigación, además, se logró identificar a más de mil víctimas infantiles, siendo la investigación más exhaustiva que se ha llevado a cabo sobre abuso sexual de la Iglesia Católica en Estados Unidos, asegura el diario español El País.

Los investigadores escucharon a decenas de testigos y revisaron más de medio millón de documentos de casi todas las diócesis de Pennsylvania, excepto dos.

El informe indica que algunas de las víctimas fueron alcoholizadas y manoseadas o abusadas.

El tribunal ha informado de que "casi todos los casos de abusos que hemos encontrado son demasiado viejos para ser enjuiciados", de hecho recoge casos hasta 1947. El sacerdote le fue permitido ejercer el ministerio sin restricciones por varios años, pese a su confesión. Ronald W. Gainer, dijo en una declaración que estaba "entristecido" por el informe, "porque una vez más leemos que los niños inocentes fueron víctimas de actos horrendos cometidos contra ellos".

Dentro de sus recomendaciones, los miembros del gran jurado incluyeron eliminar las restricciones legislativas para que las víctimas de abusos en el pasado puedan denunciar. El gran jurado concluyó que el abuso de Giella pudo detenerse mucho antes si los líderes de la iglesia hubieran actuado en una queja temprana.

Significativamente, el reporte responsabilizó al cardenal Donald Wuerl, ex obispo de Pittsburgh que ahora encabeza la archidiócesis de Washington, por lo que dijo fue su parte en el encubrimiento de los abusos.

En tanto, Wuerl ya enfrenta las acusaciones de que un predecesor, el excarcelado cardenal Theodore McCarrick, supuestamente abusó sexualmente de niños y adultos seminaristas.

" En junio pasado, el obispo de Pittsburgh, David Zubik, canceló la misa programada para el mes de julio que marcaba el 175 aniversario de la diócesis, diciendo que no era un momento de celebración".

Los casos denunciados salpican a seis diócesis y fueron señalados tras una investigación basada en denuncias de abusos de menores, a lo largo de los últimos 70 años.

El reverendo David Poulson es acusado de múltiples cargos de abuso sexual en el condado de Jefferson, después de que la Diócesis de Erie remitió la acusación al fiscal general y al gran jurado. Unos de los casos más alarmantes entre los ciudadanos, fue que un sacerdote violó a una niña de 7 años mientras la visitaba en el hospital tras una operación de amígdalas, mientras que otro religioso obligó a un menor de 9 años a mantener relaciones sexuales de tipo oral y después le había enjuagado la boca con agua bendita.

Latest News