El PIB subió un 0,4% en la UE y eurozona

Cadena de montaje de Audi en Alemania

Cadena de montaje de Audi en Alemania. Getty

Por su parte, la economía española experimentó en el segundo trimestre del año un crecimiento trimestral del 0,6%, una décima menos que en los tres meses anteriores, mientras que en términos interanuales la expansión fue del 2,7%, manteniendo así el mayor ritmo de crecimiento entre las grandes economías de la zona euro.

Aunque la economía creció un 0,4 por ciento en el segundo trimestre, por encima de las expectativas de un 0,3 por ciento, la producción industrial en el bloque monetario de 19 países cayó con fuerza en junio, lastrada por un descenso en la inversión en maquinaria y equipos, dijo Eurostat en otro comunicado el martes. En comparación con el mismo trimestre de 2017, el PIB creció un 2,2%, frente al 2,4% del primer trimestre.

En cuanto a la variación respecto al segundo trimestre de 2017, los países con el mayor incremento del PIB fueron Polonia (+5%), Hungría (+4,4%) y Letonia (4,2%), mientras que Dinamarca (+0,8%), Italia (+1,1%), Reino Unido (+1,3%) y Bélgica (+1,3%) tuvieron los menores crecimientos.

La economía andaluza mantiene un ritmo de crecimiento económico positivo del 0,5 por ciento, según la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía correspondiente al segundo trimestre de 2018, que publica el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

Mientras que las actividades que presentaron variaciones negativas durante el segundo trimestre de 2018 fueron: construcción con -7,6% y explotación de minas y canteras con -2,7%.

La actividad de industrias manufactureras se expandió en 3,7% en el segundo trimestre de 2018 comparado con el mismo periodo del año anterior.

En este contexto, Mauricio Hernández, economista de BBVA Research, enfatiza en que hacia delante, el gran reto es consolidar un crecimiento más balanceado porque aún está siendo impulsado por actividades de servicios y comerciales, y no tanto por las ramas productivas de la economía.

La caída de la producción se debió principalmente a una caída del 2,9 por ciento en la producción de bienes de capital, como maquinaria, en una señal de que las empresas podrían estar preparándose para una ralentización del crecimiento en los próximos meses.

Latest News