Daniel Ortega: en Nicaragua no hay persecución

Daniel Ortega

REUTERS OSWALDO RIVAS

Esto contrasta con las declaraciones de Ortega hace aproximadamente un mes donde acuso al norteamericano de confabular una intervención militar en el país centroamericano.

La Asamblea General de Naciones Unidas, prevista para celebrarse a finales de septiembre, "podría ser una oportunidad", subrayó Ortega.

No obstante, Ortega denunció que Nicaragua está permanentemente amenazada por Estados Unidos, lo que plantea el potencial riesgo de una acción armada.

"Se hizo un intento y sencillamente no funcionó, primero, porque era televisado", dijo el mandatario al canal alemán Deutsche Welle. La antorcha tiene que continuar su recorrido, pero se queda en el corazón y la conciencia de todos nosotros, comprometidos en seguir luchando por una Nicaragua en paz para el bienestar de las familias y para un mejor presente y futuro, subrayó.

En la entrevista, Ortega reiteró que no habrá elecciones en Nicaragua hasta 2021, y tampoco descartó la posibilidad de lanzarse como candidato a la Presidencia por octava vez, para un cuarto mandato consecutivo, tras haber gobernado el país entre 1980 y 1990, antes de retomar el poder en 2007.

Sin embargo el gobierno nicaragüense le resta importancia y dice que según sus cálculos "solo" son 200 los fallecidos, como si una sola vida humana perdida no fuera suficiente para indignarse. Estamos en el diálogo.

Desde Abril último, Nicaragua se encuentra inmersa en una tensión política permanente, debido a las protestas iniciadas cuando el gobierno anunció sus planes de modificar el sistema de retiros, alegando la necesidad de reducir el déficit que registra la seguridad social. Hasta ahora han dejado más de 320 muertos y et 2.000 heridos.

Durante el recorrido, los manifestantes además de cargar con globos y banderas de ese país, gritaron consignas a favor de los arrestados y en contra del presidente Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

La crisis también ha causado daño en gran escala a la economía nacional, lo que, según diversos cálculos, incluye el cierre de un alto número de medianas y pequeñas empresas, y la consecuente pérdida de ciento de miles de empleos.

Una delegación gubernamental de Costa Rica, encabezada por la vicepresidente y canciller, Epsy Campbell, visitará comunidades fronterizas con Nicaragua para verificar la situación migratoria causada por la crisis.

Latest News