Descubren señales ocultas en los pulsos de radio de una galaxia lejana

Llegan 72 nuevas señales de radio de una galaxia lejana

Llegan 72 nuevas señales de radio de una galaxia lejana

"Este trabajo es emocionante no solo porque nos ayuda a comprender el comportamiento dinámico de ráfagas de radio rápidas con más detalle, sino también por la promesa que muestra el uso del aprendizaje automático para detectar señales omitidas por algoritmos clásicos", dice Andrew Siemion, director de el Centro de Investigación SETI de Berkeley e investigador principal de Breakthrough Listen, la iniciativa para encontrar signos de vida inteligente en el universo, que ha aplicado la nueva tecnología. Con una serie de pulsos de radio de muy alta energía que apenas duran unos cuantos milisegundos y que parecen proceder de fuera de la Vía Láctea.

El uso de técnicas de aprendizaje automático ha permitido descubrir 72 nuevas ráfagas de radio rápidas (FRB) de una misteriosa fuente a unos 3.000 millones de años luz de la Tierra.

Por eso el 26 de agosto de 2017 desde el SETI señalaron el Telescopio Green Bank en West Virginia en su ubicación durante cinco de estos fenómenos, según Gizmodo.

El año pasado, científicos de la Universidad de Harvard (EEUU) sugirieron que las señales FRBs podían ser el resultado de fallas de energía de transmisores poderosos construidos por civilizaciones alienígenas, con el fin de enviar gigantescos "veleros" en viajes interestelares, impulsados mediante presión ejercida por la luz. Sus resultados han sido aceptados para ser publicados en The Astrophysical Journal. Así han captado 72 nuevos FRBs. Esto aumenta el número total de ráfagas detectadas de FRB 121102 a alrededor de 300 desde que se descubrieron en 2012.

Un estudiante de doctorado por la Universidad de California en Berkeley, Gerry Zhang, desarrolló el algoritmo usado para examinar los datos, en los que otro investigador ya había identificado 21 FRBs.

El equipo de Zhang utilizó algunas de las mismas técnicas que utilizan las empresas de tecnología de Internet para optimizar los resultados de búsqueda y clasificar las imágenes. Básicamente, Zhang y los demás lograron entrenar a un algoritmo para reconocer estallidos ya detectados por otros investigadores. Sugiere que no hay un patrón en la forma en que las recibimos, a menos que el patrón sea más corto que 10 milisegundos. Por ello, este investigador ha dicho que, tanto si los FRBs provienen de civilizaciones alienígenas como si no, escucharlos con esta avanzada tecnología "está ayudándonos a empujar las fronteras del conocimiento" y "nuestra comprensión del Universo que nos rodea".

Latest News