Aumenta el hambre en Sudamérica por la situación venezolana

Mala noticia crece el hambre en todo el mundo

ONU: Aumentan a 821 millones las personas con hambre en el mundo

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos, la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia prepararon conjuntamente el informe.

África volvió a ser el continente con la mayor prevalencia de subalimentación, que afectó a más de 256 millones de personas (un 20 % de su población), entre otros motivos por el impacto de fenómenos meteorológicos extremos y conflictos en diversas regiones.

Al aumento del hambre, se suma la malnutrición: 25,2% de la población adulta sufre obesidad y 23,9% de las mujeres en edad reproductiva presentan anemia durante el 2016.

Por su parte, el hambre ha aumentado a causa del cambio climático y crisis económica y afecta a 821 millones de personas en el mundo, resultado de la inseguridad alimentaria.

Al bochinche que sobre el proyecto revolucionario chavista acaba de tributar el señor Rosero en el asunto demarras contribuye también el madrileño periódico EL PAÍS con su tergiversador rótulo "El hambre avanza en Venezuela, pero retrocede en el resto de América Latina" (8).

La situación está empeorando en América del Sur y en la mayoría de las regiones de África, mientras que la tendencia decreciente de la subalimentación que caracterizaba a Asia parece estar ralentizándose de forma significativa.

Al final, "lo que veremos es que la agricultura ya no es viable en algunos países porque ya no se puede confiar en los sistemas climáticos allí", afirmó a dpa Gernod Laganda, experto en medio ambiente del PMA.

"El elevado costo de los alimentos más nutritivos lleva a las personas a consumir los productos menos costosos que suelen ser aquellos de alta densidad calórica y bajos en nutrientes, el estrés de vivir en condiciones de inseguridad alimentaria y la adaptación psicológica ante las restricciones alimentarias y los desórdenes de los patrones de consumo alimentario que pueden conducir a cambios en el metabolismo que favorecen el sobrepeso y la obesidad", destacó Sánchez.

El aumento de la subalimentación sigue sin reflejarse en la tasa global de retraso del crecimiento infantil, que el año pasado se situó en un 22 % de los menores de cinco años (en 2012 era un 25 %), lo que representa un total de 151 millones.

Estos números sugieren que hubo un aumento de 6 millones de personas con hambre entre el 2017 y el 2016.

'El número de desastres relacionados con el clima extremo, incluyendo las olas de calor, sequías, inundaciones y tormentas, se ha duplicado desde la década de 1990', señala el informe, y recuerda que la nutrición es extremadamente suceptible a los cambios climáticos.

"Este retroceso envía una señal clara de que hay que hacer más y de forma más urgente si se pretende lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible de alcanzar el Hambre Cero para 2030", añade. Más de 672 millones, o uno de cada ocho adultos, son obesos, según muestran los últimos datos. - Cuatro años atrás, hice constar que me sentía/me siento en la obligación moral de llamar la atención acerca del Hambre, esa epidemia que hace tanto tiempo es causante de desdichas abominables y que todavía carecía/carece de la atención necesaria; y agregué: Urge hacer más y más para el bien de muchísimas personas en todo el Tercer Mundo y hasta en el Primer Mundo (1).

Latest News